Enlaces de accesibilidad

Peloteros cubanos un reto para el nuevo comisionado de Grandes Ligas


Rob Manfred cuando juraba ante el Comité de Reforma Gubernamental, el jueves 17 marzo de 2005, en Capitol Hill, Washington.

La página digital CRAVEONLINE le pide que gestione con el Departamento de Estado estadounidense el ingreso de peloteros cubanos en las Grandes Ligas.

Cuando el nuevo comisionado de las Grandes Ligas, Rob Manfred, asuma el cargo en enero de 2015, deberá resolver varios problemas que afectan a la organización, entre los que está el de los peloteros cubanos.

El reportero de la página digital de la revista para caballeros CRAVEONLINE, Brian Reddoch, enfatiza que el directivo tendrá la gran oportunidad de realizar cambios importante en el gran pasatiempo nacional, el béisbol.

Manfred tiene en sus manos la gran oportunidad de convertirse en una especie de embajador estadounidense en La Habana, porque en la isla hay varios jugadores con talento que podrían jugar en las Mayores, pero entrar en Estados Unidos les toma mucho tiempo y conlleva muchos riesgos.

El pelotero cubano Yasiel Puig arriesgó su vida para salir de la isla y jugar en las Grandes Ligas.
El pelotero cubano Yasiel Puig arriesgó su vida para salir de la isla y jugar en las Grandes Ligas.

​Reddoch indica que la clave para solucionar el asunto estaría en trabajar con el Departamento de Estado estadounidense para quitar las trabas existentes. Y agrega, "por supuesto, hay obstáculos burocráticos, pero las recompensas no tienen precio".

Dentro de los asuntos que deberá solucionar el comisionado de béisbol, añade CRAVEONLINE (con oficinas en Los Ángeles, Canadá, Reino Unido y Australia), está el tratar de incrementar el número de fanáticos jóvenes, y plantea que MLB necesita estar disponible en más dispositivos o medios que la televisión por cable, pero sin tener que pagar una prima.

La fuente plantea que "el béisbol debería abrazar y alentar el entusiasmo de la multitud", para que algunos juegos no se tornen aburridos, y menciona el caso de los fanáticos en Seattle, que asisten al juego con carteles con la letra K, que significa ponche, para alentar a un lanzador a deshacerse de un bateador por la vía rápida, el ponchete.

También menciona, entre otros, la duración del juego como uno de los inconvenientes que presenta el béisbol actual. O sea, que se debe trabajar desde la base en este aspecto, que incluye el tiempo que se toman los lanzadores entre un lanzamiento y otro, y las demoras cuando ocurre un cambio de pitcher…

XS
SM
MD
LG