Enlaces de accesibilidad

Al béisbol le ha pasado lo mismo que a todo en Cuba: Euclides Rojas


Euclides Rojas, coach cubano de pitcheo de los Piratas de Pittsburgh.

"El sistema comunista y totalitario (en Cuba) ha acabado con todo, con los seres humanos, la familia. El béisbol no escapa de eso", afirmó el coach de pitcheo de los Piratas de Pittsburgh, Euclides Rojas.

El ex lanzador cubano de Industriales y el equipo Cuba, Euclides Rojas, trabaja actualmente como coach de pitcheo con el equipo de Grandes Ligas los Piratas de Pittsburgh (2011-presente). Estuvo antes con Boston Red Sox (2003-2204) y Florida Marlins (1999).

"No he vuelto a Cuba desde que salí. No pienso estar hasta que haya libertad, así que lo que te diga sería pura especulación. Pero sí te puedo decir que al béisbol le ha pasado lo mismo que a todo en Cuba. El sistema comunista y totalitario ha acabado con todo, con los seres humanos, la familia. El béisbol no escapa de eso'', dijo Rojas (La Habana, 1967) al periodista deportivo de El Nuevo Herald, Jorge Ebro.

Rojas escapó ilegalmente de la isla en una balsa en 1994.

Acerca de la labor que realiza con los Piratas, Ebro señala en su artículo que "desde que Rojas llegara a Pittsburgh en el 2011, el cuerpo de relevistas bucaneros ha producido la mayor cantidad de salvados (296) y la segunda mejor efectividad (3.20) en las Mayores".

Cuando Ebro le pidió que le describiera en qué consistía su trabajo, Rojas respondió:

"Lo primero es aprenderme la rutina de trabajo de cada uno de los relevistas como si fuera mío. Los estudio mucho, desde que llegan al estadio hasta que inician la práctica. Si veo que cambia algo, puede ser que haya algo físico o mental. Me comunico mucho con ellos y trato de que confíen en mí''.

Coach de pitcheo de los Piratas de Pittsburgh.
Coach de pitcheo de los Piratas de Pittsburgh.

Rojas lamentó que Cuba haya perdido por nocaut en el pasado Clásico Mundial de Béisbol.

"Es una baja que se observa en todo. Hasta que no haya un cambio arriba, las cosas seguirán empeorando. Si no ocurre ese cambio pronto, el continuo descenso será inevitable''.

Rojas le dijo a Ebro, que los lanzadores cubanos que llegan de la isla "tienen que trabajar mucho. Debemos ponernos en los zapatos de ellos y pensar que llegan con 22 o 23 años, que dejaron la familia atrás. Lo encuentran todo diferente, la comida, el lenguaje. Y encima deben competir bien para subir. Les toma entre dos o tres años establecerse. Eso me tomó a mí para sentirme cómodo como coach''.

Rojas integró el equipo cubano que ganó medalla de oro en la Copa Mundial de Béisbol en Roma 1988, y en Edmonton 1990.

Además, obtuvo la presea de oro en los Juegos Panamericanos de 1991 en La Habana, y en los Juegos de Buena Voluntad de 1990, en Seattle.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG