Enlaces de accesibilidad

Armas ilegales, azúcar, abejas... y mugre


El presidente panameño, Ricardo Martinelli (i), observa los contenedores ocultos entre sacos de azúcar y que presumiblemente contienen material bélico, dentro del barco norcoreano Chong Chon Gang hoy, martes 16 de julio de 2013, en el muelle de Manzanillo

Bajo el calor panameño, el azúcar cubana se ha derretido y el barco norcoreano Chong Chon Gang se ha llenado de abejas. La mugre empezó a acumularse a bordo antes de que Kim IL Sung fundara su dinastía..

El diario The Washington Post reporta que a las dificultades que enfrentan las autoridades panameñas para descargar e inspeccionar el buque norcoreano Chong Chon Gang, que transportaba 240 toneladas de armas cubanas ocultas bajo 200 mil sacos de azúcar cruda, se ha sumado un problema inesperado: el barco se ha llenado de abejas. Y no de las más inofensivas, por cierto.

Tras dos semanas de inspección con las bodegas abiertas,el azúcar se ha derretido, debido a las altas temperaturas en Panamá, --unos 32/33 grados Celsius o 90 Fahrenheit como promedio-- lo cual ha atraído a bordo enjambres de abejas africanizadas.

Estas son resultado del cruce de la subespecie africana Apis mellifera scutellata con abejas criollas de Centro y Suramérica.

La hibridación comenzó después de que en Brasil, en 1957, se introdujeran 26 reinas de Apis mellifera scutellata originarias de Tanzania para incrementar la cosecha de miel. Algunas escaparon y se hibridaron con abejas autóctonas y a partir de entonces se expandieron por todo el continente llegando a América Central, México, y luego al oeste de los Estados Unidos.

Reconocidas por su gran agresividad, las híbridas reaccionan con ferocidad cuando son molestadas o perciben movimientos y olores fuertes. En Panamá han matado a aguijonazos a varias personas. Según la sensibilidad del individuo, una sola picadura puede causar la muerte. En una ocasión su aparición obligó a interrumpir un partido de fútbol de la liga panameña.

Las autoridades istmeñas han mandado a fumigar a diario el barco para ahuyentar a las indeseadas himenópteras, las que, considerando su reacción a los olores fuertes, debían estar muy enfurecidas en el viejo carguero norcoreano.

El ministro de Seguridad Pública del gobierno istmeño, José Raúl Mulino, describió así al diario The Miami Herald las condiciones higiénicas a bordo de la nave norcoreana: "Llamar sucia a esa cosa sería un cumplido. Apesta a sudor y orines de la tripulación; la cocina está toda grasienta; hay restos de comida en el piso, y la humedad y el moho se han acumulado durante años”.

El Chong Chon Gang fue construido a fines de los años 70, unos años antes de que el "Querido Líder" Kim IL Sung hiciera designar como su heredero a su hijo Kim Jong IL, fallecido en diciembre de 2011.

Mientras tanto, la parte recuperable de los 200 mil sacos de azúcar crudo cubano que Panamá decomisó está siendo trasladada para su custodia a una bodega del Instituto de Mercadeo Agropecuario (IMA) en la ciudad central de Penonomé, informaron fuentes oficiales citadas por el diario local “La Prensa”.

Las autoridades panameñas han abierto hasta ahora siete de los nueve contenedores con piezas de radar y aviones MiG, disimulados por el gobierno cubano bajo su “donación de azúcar para el pueblo norcoreano”. Se espera por una orden judicial para abrir el octavo. El noveno yace todavía bajo otros miles de sacos de azúcar morena fabricada en la zafra cubana 2012-2013.
  • 16x9 Image

    Rolando Cartaya

    Rolando Cartaya (La Habana, 1952) Graduado de Periodismo, Universidad de La Habana 1976. Ha trabajado en la página cultural de Juventud Rebelde, la agencia UPI, el servicio Worldnet y como editor de las revistas “Newsweek”, “Discover” y “Motor Trend” en español. Ha traducido más de 20 libros para la editorial cristiana Thomas Nelson, Inc. Con Radio Martí desde 1989, ha sido editor, redactor, reportero, y director y guionista del programa “Sin Censores ni Censura”. Actualmente trabaja en martinoticias.com. Fue vicepresidente en la isla del Comité Cubano Pro Derechos Humanos.

XS
SM
MD
LG