Enlaces de accesibilidad

Obama y Mujica no adelantan detalles de Guantánamo


El presidente de Uruguay, José Mujica (i), estrecha la mano del presidente de Estados Unidos, Barack Obama (d), durante su comparecencia conjunta ante la prensa en la Casa Blanca.

​El presidente Barack Obama alabó los vínculos comerciales entre los EE.UU. y Uruguay, durante su reunión con el presidente del país sudamericano.

Los presidentes Barack Obama y José Mujica se reunieron el lunes en la Oficina Oval.
En breves declaraciones a la prensa, antes del encuentro, los presidentes hablaron de los lazos económicos y culturales entre los EE.UU. y Uruguay.

Obama dijo que sus conversaciones con el Mujica eran "una oportunidad de encontrar formas en que podemos profundizar aún más esta relación."

El presidente norteamericano dijo sentirse "consistentemente impresionado" con el progreso que Uruguay ha logrado desde que Mujica asumió el cargo en 2010, particularmente en materia de democracia y derechos humanos.

Los mandatarios no hicieron referencia a los temas que se anticipaba discutirían durante su reunión: el acuerdo para que Uruguay pudiera recibir a los detenidos de la prisión estadounidense en la Bahía de Guantánamo, Cuba, ni el liderazgo del primer país del mundo en legalizar totalmente la marihuana.

"Lo primero que me dijo es que mi pelo se ha vuelto mucho más gris", dijo Obama.
Mujica rara vez se pone una corbata y no hizo ninguna excepción para su visita a la Casa Blanca. Decidió, sin embargo, usar zapatos regulares, no las sandalias deportivas que suele preferir.

El ex guerrillero de 78 años, quien es reconocido por ejemplos de sencillez como conducir un viejo Volkswagen Beetle y continuar viviendo en una sencilla granja, dijo que le gustaría poder visitar otros lugares en los Estados Unidos durante su viaje, pero que se está poniendo viejo y no viaja mucho más.
XS
SM
MD
LG