Enlaces de accesibilidad

El duelo de Dayron Robles contra Liu Xiang


El cubano Dayron Robles contra el chino Liu Xiang en la final del Mundial de Atletismo de Doha, Qatar, (2010)

Ambos atletas, especialistas en carreras sobre vallas, reeditarán en Estambul su antológico duelo personal, ahora en el breve trayecto de 60 metros.

Parecen de juguete los torneos de atletismo bajo techo, con óvalos más pequeños y menor número de carrileras: del viernes al domingo próximo la ciudad turca de Estambul albergará el XIV Campeonato Mundial de semejante especialidad.

Atletas de 172 países tendrán que apretujarse entonces en el coliseo Atakov Arena, pues la inscripción rompe la marca de Valencia 2008 cuando 147 federaciones nacionales dijeron presente.

Hacia Turquía viajan - o ya están allí - 349 hombres y 334 mujeres del campo y la pista.

Además del récord colectivo en las planillas - el 27 de febrero cerró la admisión - destaca en lo individual el etíope Meseret Defar, que aspira a su quinto título consecutivo en los 3 mil metros, mientras la rusa Yelena Isinbayeva tiene sobrada calidad para conquistar su cuarta medalla en pértiga, dueña de los récords al aire libre y en escenarios cerrados.

Las lides bajo techo que arrancaron en París en 1985 - entonces bajo el nombre de Juegos Mundiales - con 69 naciones, contaron con 142 países en la edición más reciente, Doha 2010.

DAYRON VS. XIANG

El cubano Dayron Robles y el chino Liu Xiang, especialistas en carreras sobre vallas, reeditarán en Estambul su antológico duelo personal, ahora en el breve trayecto de 60 metros. En las semanas más recientes el asiático venció en Europa al guantanamero, y poco después ganó el de Cuba, cuando su rival fue descalificado en la arrancada.

Otros criollos que concursarán en Turquía son los triplistas Yargelis Savigne, Mabel Gay, Alexis Copello y David Giralt, el vallista Orlando Ortega, los pertiguistas Lázaro Borges y Yarisley Silva y el heptalonista Yordanis García. Completan la delegación Misleydis González y Carlos Véliz en impulsión de la bala.

Como podrán apreciar, la competencia que corona al atleta más completo del mundo se reduce, cuando se trata de un recinto cerrado, de diez pruebas a solo siete. Y es que en estos escenarios “de juguete” no hay espacio para que vuelen el disco, el martillo, y mucho menos la jabalina, condición que recorta algunas de las modalidades.

CUBA, 16 DE ORO

En los 13 mundiales anteriores los cubanos alcanzaron 43 medallas; fueron 16 de oro, 15 de plata y 12 de bronce. Iván Pedroso, en salto largo, se tituló cinco veces, y Javier Sotomayor, en el salto de altura, lo hizo en cuatro oportunidades.

Pese a lo meritoria de la actuación de los atletas de la mayor isla del Caribe, hay un reclamo sin respuesta desde hace varias décadas, que reaparezcan los sprinters. De Fortún a Figuerola, de Hermes Ramírez y Pablo Montes a Silvio Leonard, los criollos han cedido terreno en la velocidad pura y, paradójicamente, logran brillar en pruebas más técnicas.

Desde el viernes, el mundo del deporte pondrá sus ojos en la capital turca, donde los husos horarios marcan siete horas más que el tiempo actual de la costa este de los Estados Unidos y de toda Cuba.
XS
SM
MD
LG