Enlaces de accesibilidad

Asegura cubano Hechavarría que le robaron el Guante de Oro


Adeiny Hechavarría, Miami Marlins 2015.

El santiaguero Adeiny Hechavarría considera que sus estadísticas fueron superiores a las del californiano Brandon Crawford, y por ello debió ser el ganador del Guante de Oro.

El torpedero santiaguero Adeiny Hechavarría considera que su trabajo en el campocorto de los Miami Marlins en 2015 fue tan bueno que mereció ganar el Guante de Oro que Grandes Ligas otorgó al californiano Brandon Crawford por su destacada actuación defensiva en el campocorto de los Gigantes de San Francisco.

Durante un mano a mano con la prensa el lunes, Hechavarría no reconoció la superioridad de Crawford.

"El año pasado el Guante de Oro era mío. Lo digo así, porque en verdad me lo quitaron", manifestó Hechavarría, quien debutó en las Mayores en 2012 con Toronto en la Liga Americana y desde 2013 hasta hoy se ha venido desempeñando como torpedero estelar de los Miami Marlins en la Liga Nacional.

Hechavarria, quien estuvo ausente en las últimas cinco semanas de la pasada temporada por una lesión, agregó que está convencido que en algún momento el Guante de Oro va a ser para él. "¿Cuándo? No sé. Pero estoy seguro de que eso va a suceder".

¿Tiene razón Hechavarría? ¿Quién fue mejor el año pasado, Crawford o Hechavarría? Analizamos las estadísticas de MLB para Crawford y para Hechavarría:

En la temporada 2015, Hechavarría cometió 9 errores en 1120.1 entradas; mientras Crawford se equivocó 13 veces en 1200.1 innings.

El californiano participó en 89 double plays con 427 asistencias y el santiaguero en 93 doble matanzas con 373 asistencias.

Los mánagers y coaches de los equipos que compiten en las Grandes Ligas someten sus votos y así son seleccionados los ganadores en cada posición defensiva de las ligas americana y nacional.

Y, aunque el promedio ofensivo no se toma en cuenta a la hora de entregar el Guante de Oro, nos preguntamos: ¿Quién bateó más en 2015?

Hechavarría conectó para .281 (132 imparables en 470 turnos), con 48 carreras impulsadas, 54 anotadas y 5 jonrones; mientras Crawford bateó para .256 (130 imparables en 507 turnos), con 84 impulsadas, 65 anotadas y 21 cuadrangulares.

Saque usted sus propias conclusiones. Nos agradaría conocer qué piensa.

XS
SM
MD
LG