Enlaces de accesibilidad

El precio de prender fuego a la sede de la KGB


El artista ruso Piotr Pavlenski tras quemar la puerta del KGB en Moscú, Rusia.

El autor de la quema de la puerta del KGB ya en protesta se había martillado un testículo en la Plaza Roja, cosido la boca, metido desnudo dentro de un capullo de alambre de púas, quemado gomas en medio de un puente y se cercenó un pedazo de la oreja.

La fiscalía rusa está pidiendo una multa de millón y medio de rublos(unos 23 mil dólares) para el artista Piotr Pavlenski, en un inicio eran casi dos millones, pero teniendo en cuenta el tiempo tras las rejas, la condena se reduce en 500 mil rublos ( en 7,700 dólares).

En la madrugada del 8 al 9 de noviembre del 2015, Pavlenski roció con gasolina la puerta principal de la sede del Servicio Federal de Seguridad (FSB) en la Plaza Lubianka, y les prendió fuego.

La acción tuvo como tema “Amenaza”, en referencia al simbolismo de la policía secreta rusa.

Pavlenski fue detenido y acusado de “vandalismo motivado por odio ideológico”, pero después la fiscalía recalificó el acto y aparece en el acto acusatorio como que causó "daños a objetos del patrimonio cultural".

Según los fiscales rusos el edificio donde estuvo el estado mayor del NKVD, KGB y ahora FSB, tiene un valor cultural, debido a que en la década de 1930 estuvieron detenidos allí "prominentes figuras de la cultura."

Las denuncias de abuso y violación de los derechos de Pavlenki han sido constantes. A mediados del mes de mayo el artista fue golpeado por los carceleros que le llevaban al juicio y se constató que tenía una rodilla fracturada y costillas rotas.

Una corte de San Petersburgo, al tiempo que lo hallaba culpable de la acción "Libertad” y condenaba a un año y 4 meses de cárcel, lo liberaba del castigo pues había expirado el tiempo regulatorio para ser juzgado.

En febrero del 2014 el artista quemó varias gomas de auto en un puente de esa ciudad, al tiempo que puso a ondear banderas ucranianas. El performance lo hizo en solidaridad con las aspiraciones de Ucrania de unirse a la Unión Europea.

El abogado defensor de Pavlenski es Serguei Kovaliev, activista de derechos humanos, opositor en la URSS, un ex preso político que regresó a Moscú en 1986, durante la perestroika. Tras la independencia de Rusia fue electo diputado a la Duma, nombrado por Boris Yeltsin representante de Rusia ante la Comisión de Derechos Humanos en Ginebra, debido a su condición de Presidente del Comité de Derechos Humanos en la administración presidencial. En marzo de 1992 levantó su mano para condenar las violaciones a los derechos humanos en Cuba; entonces Rusia junto a Checoslovaquia fueron parte de los 23 votos a favor de la resolución aprobada.

Durante su intervención para defender al artista, Kovaliev, a quien debido a su avanzada edad le permitieron intervenir sentado, dijo que el FSB "es una organización que tiene como objetivo suprimir las libertades públicas de diferentes maneras. Incluyendo -métodos de terror ".

¿Quién es Piotr Pavlenski?

Su primer performance, al que llamó “Costura” lo realizó el 23 de julio del 2012, en apoyo al grupo contestatario Pussy Riot. Entonces se cosió la boca y estuvo más de una hora frente a la Catedral de Kazán en San Petersburgo.

La policía lo detuvo y envió a un hospital psiquiátrico para ser evaluado. En declaraciones a la radio Ejo Moskvi dijo entonces que lo hacía para “mostrar la posición del artista en la Rusia moderna: la prohibición de la glasnost”.

El 3 de mayo del 2013, el artista, frente a la sede de la asamblea legislativa de San Petersburgo, se desnudó y se envolvió como un capullo dentro de alambre de púas. La actuación se nombró “Cadáver”.

Y lo hacía en protesta por la llamada ley contra la propaganda homosexual, que en la práctica está dirigida contra las minorías sexuales. La prensa rusa le llamó “el artista desnudo”.

Y el 10 de noviembre de ese año el artista llegó frente al Mausoleo de Lenin, se volvió a desnudar y martillo en mano se clavó un testículo en los adoquines de la Plaza Roja. La acción fue nombrada “Fijación”.

El 23 de febrero del 2014, mientras en Ucrania festejaban la victoria del Euromaidan, Pavlenski hizo barricadas con gomas quemándose sobre un puente de San Petersburgo. Sus palabras sobre “gomas quemadas, banderas ucranianas y negras y el sonido del golpe contra el metal es una canción de libertad y revolución”. El performance fue nombrado “Libertad”.

En casi una parodia de Van Gogh, el artista ruso se sentó (de nuevo desnudo) sobre el muro de un hospital psiquiátrico Serbski, en Moscú y con un cuchillo se cortó la oreja. De esa manera denunciaba el uso de la psiquiatría como castigo a los opositores y disidentes, una vieja usanza soviética. La acción, realizada el 19 de octubre del 2014 se llamó “Separación”.

La quema de la puerta del KGB en Moscú fue otra de sus expresiones artísticas como protesta, dicen los expertos. En mayo del 206, el artista ruso recibió de la organización Human Rigths Foundation (HRF) el premio Vaclav Havel junto a la caricaturista iraní, Atena Farghadani y la uzbeka Umida Akhmedova.

  • 16x9 Image

    Álvaro Alba

    Historiador y periodista especializado en temas de Europa del Este y la ex Unión Soviética. Máster en Historia por la Universidad Estatal de Odesa, Ucrania. Premio Emmy 2017 (Emmy Award) en la categoría de Documental Histórico.

    Ha publicado en ABC, Diario de Las Américas, El Nuevo Herald, entre otros. Actualmente trabaja en MartiNoticias.com. Autor de Castro y Stalin, almas gemelas (2002); En la pupila del Kremlin (2011) y Rusia: la herencia del estalinismo (2012). Es Asociado Principal de Investigación (Senior Research Associate) del Centro de Estudios Cubanos (Cuban Studies Institute CSI) de Miami y miembro de la Asociación para Estudios Eslavos y del Este de Europa (ASEEES).

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG