Enlaces de accesibilidad

Evalúa Amnistía Internacional visita papal a Cuba


El papa Francisco (3d) saluda hoy, lunes 21 de septiembre de 2015, a su llegada al aeropuerto de Santiago de Cuba (Cuba).

“Según la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional, una organización independiente, en 2014 hubo un promedio de 741 detenciones arbitrarias por mes”.

A un mes de que Francisco puso fin a su histórica visita a Cuba, la esperanza de que las autoridades perdieran el control sobre la libertad de expresión en el país se está desvaneciendo rápidamente, expresa la analista e investigadora en temas cubanos, Luise Tillotson, en un artículo publicado hoy por Amnistía Internacional.

En el inicio de su gira, la analista destaca que Francisco dijo que Cuba tuvo la oportunidad de "abrirse al mundo", y sostiene que instó a los jóvenes en el país para que tuvieran la mente y el corazón abiertos, y estar dispuestos a participar en un diálogo con los que "piensan diferente".

Los cubanos escucharon, pero el gobierno no, escribe Tillontson, y sostiene que, en cambio, “las autoridades cubanas continuaron reprimiendo a los activistas de derechos humanos”. “Según la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional, una organización independiente, en 2014 hubo un promedio de 741 detenciones arbitrarias por mes”.

En septiembre pasado, continúa Tillotson, durante el mes en que ocurrió la de la visita del papa, “el número aumentó aún más, con 882 detenciones arbitrarias registradas”.

Los activistas Zaqueo Báez Guerrero, René Ismael Bonet y María Josefa Acón Sardinas, miembros de la Unión Patriótica de Cuba, fueron detenidos el 20 de septiembre después de cruzar la línea de seguridad en la Habana e Intentar hablar con el Papa y se encuentran en prisión desde entonces.

Se cree que están acusados de desacato, resistencia y violencia o intimidación contra un funcionario del Estado, así como de desorden público. Si son declarados culpables, se enfrentan a penas de prisión de entre tres y ocho años.

El domingo 11 de octubre, cientos de activistas y disidentes de los derechos humanos, incluidos los miembros de la Unión Patriótica de Cuba y de las Damas de grupo de Blanco (Damas de Blanco) fueron arbitrariamente arrestados y detenidos mientras realizaban una marcha pacífica pidiendo la liberación de los activistas y presos de conciencia.

Según José Daniel Ferrer, Secretario General de UNPACU, cuatro casas de los líderes sociales han sido recientemente robadas o destrozadas.

También el domingo 11 de octubre en La Habana, 60 Damas de Blanco fueron detenidas. Algunas dijeron que habían sido golpeadas y detenidas durante horas después de una marcha pacífica que duró menos de 10 minutos. "La marcha comenzó a las 3:30 y fueron detenidas a las 3:40," me dijo Berta Solar, líder del grupo.

La madre y la abuela del preso de conciencia Danilo Maldonado Machado, el artista grafitero conocido como "El Sexto", también se unieron a las Damas de Blanco. La madre de Danilo dijo: "Había un montón de policías, que recogieron a las Damas de Blanco en autobuses.

Para muchos, la visita del papa Francisco a Cuba era un signo de esperanza para la libertad de expresión en el país. Pero la reciente ofensiva contra los que piensan diferente muestra las mismas viejas tácticas de represión que siguen siendo utilizadas para reprimir a la disidencia.

“Indudablemente Cuba está en una encrucijada en el tema de los derechos humanos. El gobierno cubano ha dicho durante mucho tiempo que promueve los derechos a la educación, la asistencia sanitaria y que ha hecho algunos avances para los derechos de las personas lesbianas, gays, bisexuales, transgénero e intersexuales. Pero es imposible evaluar globalmente la situación en general de los derechos humanos en Cuba cuando el derecho fundamental a expresar pacíficamente el punto de vista de la persona está estrechamente controlado”, concluye Tillontson.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG