Enlaces de accesibilidad

Dilema: "Patria o Muerte”


.

El autor ofrece las acepciones correctas de palabras que se prestan a confusión. Letra “D”

Delatar – 1) Extraer los alimentos enlatados de su envase. 2) Escuela de pensamiento que ve en el acto de hacer nudos, vínculos con las fuerzas de la naturaleza: Los navegantes de antaño ataban y desataban nudos para gobernar los vientos. Un nudo deshecho desataba una brisa; dos, una racha; tres, una tempestad. 3) Guía para la práctica de un arte de encantamiento: Ate un cabello de la persona que ama a uno suyo y esa persona le corresponderá.
Delfín – Libro del Apocalipsis.
Delirar – Tocar un antiguo instrumento de cuerdas: Nerón deliraba mientras veía arder a Roma.
Delirante – Poeta experto en el cultivo de la lira, estrofa compuesta por dos versos endecasílabos y tres heptasílabos: San Juan de la Cruz fue un delirante de altura.
Delirio – 1) Manual de botánica especializado en el cultivo de una planta de jardín de tallo largo y flores vistosas. 2) Corriente fluvial de gustos exquisitos. De delicatessen y río.
Denigrante – Dado a la xenofobia.
Dentellar – Exhibir una dentadura impecable.
Departir – Manual de instrucciones para despedirse.
Desacoplar – 1) Despojar a un pueblo del amor a la canción folclórica. 2) Ensayar un método de contracepción de efectividad dudosa (coitus interruptus). 3) Encizañar.
Desairar – 1) Asfixiar.
Desastre – Traje masculino hecho a la medida.
Desatascar – Rescatar a alguien de una vida de comilonas y bebidas. Alejar de la taberna.
Desayuno – Desprecio por el riguroso tipo de dieta.
Desazón – Falta de sabor en los alimentos.
Descabellado – Calvo.
Desembarazar – Abortar.
Desfallecer – Resucitar.
Desgarrado - Sin uñas.
Desmayo – Pérdida momentánea del sentido que sufren algunas personas a mediados de la primavera.
Desnudo, da – Libre de ataduras: Llego a la orilla, me quito / el pantalón, ese nudo, / y entro en el agua desnudo, / presa de un raro apetito.
Desorientar – 1) Expurgar toda influencia procedente del Oriente: Lo desorientaron al punto de que jamás volvió a probar el arroz frito. 2) Acción emprendida por el gobierno cubano para desnaturalizar a los nativos de la región más levantisca del país, privando de su antiguo nombre a su provincia y, fiel a un viejo axioma (“divide y vencerás”), fragmentándola en cinco.
Despecho – Práctica común entre las amazonas ávidas de gozar de mayor libertad de acción a la hora de utilizar el arco.
Despertador - Gallo apócrifo.
Desplomarse – Perder peso.
Despotricar - Domar la bestia interior.
Destetar – Cirugía cosmética destinada a reducir el tamaño de las mamas.
Desvanecerse – Renunciar a toda presunción.
Desvanecido, da - Humilde.
Detractor – Pieza correspondiente a un vehículo de motor destinado a tareas agrícolas.
Diagnosticar – Difundir el agnosticismo.
Diagrama – Planta herbácea sólo perceptible a la luz solar.
Díptico – Pareja costarricense.
Dilema – Orden que se expone a recibir cualquiera que viva bajo un régimen autoritario que no satisfecho con adoptar una consigna espera que todos sus súbditos (simpatizantes o desafectos) la coreen: Patria o muerte. De di, imperativo del verbo decir, y lema, anagrama del verlo lamer en la conjugación de la tercera persona del presente: lame. Implica oportunismo y sumisión: Fulano es un lamebotas.
Dislocar – Devolver el juicio.
Disnea – Afición a los dibujos animados.
Disputar – Apartar a una persona del comercio sexual.
Diurna - Exhortación a manifestar preferencia por el voto secreto.
Dogmatismo – Del inglés, dog. Debilidad por los perros. Es un dogmático sin remedio. Vive en los albergues de animales.
Don – El segundo y más grave de los sonidos que arroja una campana.
Donaire – Socorrista experto en impartir respiración artificial.
Drogadicción - Pericia para pronunciar los nombres de sustancias o preparados con efectos estimulantes, deprimentes o narcóticos sin equivocarse.
Ducha - Dícese del agua experta en el arte de caer sobre el cuerpo y, al recorrerlo, espabilarlo.
Duermevela – Cirio apagado.
Durante – Jimmy (1893-1980), cómico estadounidense.
Durazno - Rucio longevo: El rocín del Quijote, aunque achacoso, era más joven que el durazno de Sancho.

NOTA: No debe confundirse azno con ano, aunque haya ignorantes que, temerosos de evocar con demasiada puntualidad la desembocadura del tracto digestivo y, por consecuencia, de hacerla aparecer en la mente de sus interlocutores, inserten una zeta o una ese en la pronunciación de la palabra cabal confundiendo la parte pudenda con la bestia de carga y tiro.

Los pueblos proclives a comerse las eses finales tienden a compensar su gula insertándolas donde no corresponde --la rasna se comen a lo moquito a la orilla del etanques-- sin percatarse de que esa arbitrariedad redunda en su perjuicio; que al pluralizar lo singular y viceversa impiden que su destino cristalice democráticamente, acorde con el bienestar de la verdadera mayoría de sus ciudadanos y no con el de unos pocos, hijos del desbarajuste fonético y, a la larga, social.

No somos como creemos que somos sino como hablamos.
  • 16x9 Image

    Orlando González Esteva

    Nació en Palma Soriano, Cuba. Reside en Estados Unidos desde 1965. Sus poemas, que al decir del escritor Octavio Paz hacen “estallar en pleno vuelo a todas las metáforas”, aparecen publicados en Mañas de la poesía, El pájaro tras la flecha, Escrito para borrar, Fosa común, La noche y los suyos y Casa de todos. Es también autor de los siguientes ensayos de imaginación: Elogio del garabato, Cuerpos en bandeja, Mi vida con los delfines, Amigo enigma, Los ojos de Adán y Animal que escribe. El arca de José Martí. González Esteva ha ofrecido lecturas de versos, charlas y talleres en Estados Unidos, España, Japón, Francia, México y Brasil, y ha desarrollado una intensa labor cultural en los medios literarios, artísticos y radiofónicos de Miami.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

Recomendamos

XS
SM
MD
LG