Enlaces de accesibilidad

Suprema Corte de Panamá ordena arresto de expresidente por espionaje masivo


Ricardo Martinelli, expresidente de Panamá.

Ricardo Martinelli se ha declarado inocente de todas las acusaciones y denuncia una persecución política por parte de su antiguo amigo y aliado electoral Juan Carlos Varela, actual mandatario de Panamá.

El máximo tribunal de Panamá ordenó el lunes la detención preventiva del expresidente del país, Ricardo Martinelli, acusado de haber espiado de manera ilegal a más de 150 personas durante su mandato utilizando recursos del Estado.

La decisión de la Suprema Corte, conformada por nueve magistrados, fue anunciada tras más de cuatro horas de deliberaciones y ocurre una semana después de que el expresidente fuera declarado "en rebeldía" por no comparecer a una audiencia a la que había sido citado el 11 de diciembre.

Martinelli, un magnate del negocio de supermercados que gobernó el país centroamericano entre el 2009 y el 2014, es investigado además por otros delitos como malversación de fondos públicos, cobro de sobornos y venta de indultos.

El ex Jefe de Estado se ha declarado inocente de todas las acusaciones y denuncia una persecución política por parte de su antiguo amigo y aliado electoral Juan Carlos Varela, actual mandatario de Panamá.

Tras conocerse la orden, el empresario respondió a través de su cuenta de Twitter, @rmartinelli: "Round 1 de juicio político: sin estar en expediente, sin imputación, sin debida notificación y sin condena se ordena detención provisional".

Según la acusación del magistrado Harry Díaz, las actividades de espionaje político dirigidas por Martinelli "implicaron una violación constante y sistemática a la intimidad y derechos humanos de los panameños" a través de un plan de intervención de las comunicaciones ejecutado con fondos públicos entre el 2012 y el 2014.

Díaz anticipó que solicitará una condena de hasta 21 años de prisión por este caso: 4 por el delito de intercepción de llamadas sin orden judicial; 4 por seguimiento, vigilancia y persecución; 10 por peculado, sustracción o malversación; y 3 años por un agravante de peculado de uso.

En octubre, la Fiscalía pidió ubicar al exmandatario de 63 años a través de una alerta azul de Interpol. Sus publicaciones personales en Twitter indican que reside en Miami, Estados Unidos, desde que salió de Panamá en enero.

XS
SM
MD
LG