Enlaces de accesibilidad

Argentina rumbo al autoritarismo


El artículo sostiene que el gobierno de Cristina Fernández traspasa todos los límites del Estado de derecho.

Los funcionarios del gobierno de la presidenta argentina Cristina Fernández simulan defender a los pobres mientras acumulan jugosas riquezas personales, según un artículo de El Diario Exterior.

Cada vez hay más evidencias de que el gobierno de la presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, se disfraza de progresismo para intentar imponer en el país un sistema autoritario, según un artículo que publica en España El Diario Exterior.

La estrategia, dice el artículo firmado por el periodista y profesor argentino Roberto Cachanosky es “presentarse como los progresistas que están defendiendo a los pobres mientras ellos acumulan aumentos patrimoniales que ni siquiera pueden justificarse”.

El diario iberoamericano agrega que en nombre de la inclusión y de la democracia “cada vez más aceleradamente nos dicen qué podemos comprar, qué moneda tenemos que usar, dónde tenemos que veranear, qué tenemos que producir y, dentro de muy poco qué podemos decir y qué no podemos decir”.

Uno de los pasos previos, sostiene, es dividir a la sociedad tratando de “convencer a los pobres que son pobres porque otros son ricos”.

De acuerdo con el periodista, el ejercicio de la función pública en el país ha dejado de ser un honor que le confiere la sociedad a una persona para que, por un tiempo, administre la vida pública.

Retener el poder se ha convertido, afirma, en algo más “que controlar el monopolio de la fuerza para violar los derechos de terceros, sino que también es un negocio”.

Se sabe que el gobierno traspasa todos los límites del Estado de derecho, agrega. Lo que no sabe es “qué aval le otorgará la mayoría de la sociedad a este proyecto de una constitución autocrática”.
XS
SM
MD
LG