Enlaces de accesibilidad

Los Kirchner sabían de sobornos en el gobierno


Sergio Schoklender culpa a Hebe de Bonafini y a su hija del desvío de fondos de las Madres de Plaza de Mayo.

Cristina Fernández y su esposo el fallecido presidente Néstor Kirchner sabían, afirma Sergio Schoklender, ex apoderado de la Fundación Madres de Plaza de Mayo.

El ex apoderado de la Fundación Madres de Plaza de Mayo Sergio Schoklender, procesado en Argentina por lavado de dinero y malversación de fondos, dijo que el fallecido presidente argentino Néstor Kirchner y su esposa, la actual mandataria Cristina Fernández, estaban al tanto de los sobornos en el gobierno.

En una entrevista que el diario La Nación publica este lunes, Schoklender asegura que los dos “sabían” de la corrupción que es “moneda corriente” en el gobierno argentino.

Schoklender involucró en sus declaraciones al periódico a varios altos allegados a la presidencia, entre ellos al ministro de Planificación, Julio De Vido, y a otros políticos como Roberto Baratta, y los subsecretarios de Obras Públicas, Abel Fatala, y de Desarrollo Urbano y Vivienda, Luis Bontempo.

También señaló al viceministro de Seguridad, Sergio Berni, como “lo más corrupto que hay”, de quien relató que estando a cargo de las emergencias nacionales y “cuando ocurrió lo de Tartagal, fue a negociar con el intendente. Le dijo que firmara como que le entregaba 100 de ayuda y recibió 20. El resto nunca llegó”.

Según Schoklender, los sobornos se pagaban en efectivo en las oficinas de los funcionarios a razón del 15 por ciento del monto total, pero como él nunca los pagó cuando era apoderado de la Fundación, los corruptos se perdieron de cobrar unos $150 millones de pesos, dice.

En ex apoderado acusa tanto a esos funcionarios como a la propia presidenta de las Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini y a su hija del colapso de la Fundación y del desvío de fondos del grupo.

Schoklender ha dicho que con el dinero de la Fundación se “financió afiches, campañas, micros, caprichos de Hebe y gastos de otras madres. Alejandra (la hija) nos salió una fortuna. Tuvimos que comprarle un departamento de $90.000 dólares, una casa de $340.000 dólares, una computadora, un auto 0 kilómetro, después una netbook”.

De acuerdo con Schoklender, “Cristina (Fernández) y Néstor (Kirchner) sabían. Pero la mecánica es perversa. No es que las coimas se las quedaban ellos. Si no que era para pagarle los sobresueldos al staff, para aceitar la maquinaria electoral, para pagarles a los medios. La política es muy cara”, subrayó.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG