Enlaces de accesibilidad

Las últimas 24 horas de JFK, una historia de éxito nublada por la tragedia


Un hombre muestra un periódico de 1963 que informa sobre el asesinato de Kennedy en el monumento en memoria de John F. Kennedy en Dealey Plaza, Dallas, Texas, EEUU.

Estados Unidos aún sigue buscando respuestas a la súbita muerte de Kennedy en Dallas, una ciudad que muchos le habían aconsejado no visitar y que le recibió con una sorprendente calidez.

El asesinato de John F. Kennedy el 22 de noviembre de 1963 hizo olvidar el entusiasmo con el que fue recibido las 24 horas anteriores en su viaje a Texas, un territorio presuntamente hostil al presidente que se rindió a su magnetismo, según relata un nuevo documental de National Geographic.

La televisión y el asesinato de JKF

Películas y series de televisión que serán transmitidas en estos días con motivo del 50mo. aniversario del asesinato del presidente John F. Kennedy:

- "Parkland" difundida el 4 de octubre, con Zac Efron, Marcia Gay Harden y Paul Giamatti haciendo el papel de Abraham Zapruder, quien tomó la única película conocida del momento en que Kennedy era impactado por las balas. Producida por Tom Hanks, el filme se concentra en los hechos en el hospital de Dallas a donde Kennedy, malherido, fue llevado. Está basada en el libro de Vincent Bugliosi del 2008, "Four Days in November: The Assassination of President John F. Kennedy" ("Cuatro días en noviembre: el asesinato de John F. Kennedy").

- "Killing Kennedy" será transmitida el 10 de noviembre por el canal de televisión de National Geographic. Es una película biográfica con Rob Lowe como el presidente y Ginnifer Goodwin como la primera dama Jackie Kennedy. Está basada en el libro del 2012 que tiene ese mismo título, escrito por el periodista de Fox News Bill O'Reilly con Martin Dugard.

- "Legacy of Secrecy" está aún en producción y será estrenada el año próximo, con Leonardo DiCaprio y Robert DeNiro. Basada en el libro del mismo título por Lamar Waldron y Thom Hartmann, quienes usaron documentos secretos de la CIA para proponer la hipótesis de que el asesinato fue obra de la mafia, vinculada a un complot para asesinar a Fidel Castro.

- "The Bystander Theory", difundida el 17 de septiembre y disponible en Netflix, con Brad Leland, conocido por la serie de televisión "Friday Night Lights". Fue escrita, dirigida y producida por Tony Zavaleta, el drama de 94 minutos gira en torno a una mujer que conoce a un fanático de las teorías conspirativas, convencido de que su abuelo estuvo involucrado en el crimen.

- "JFK", la famosa película de Oliver Stone lanzada en 1991, regresará a las salas de cine el 6 de noviembre en Nueva York y Los Angeles. Narra la historia del fiscal general de Nueva Orleáns Jim Garrison (Kevin Costner), quien investiga el asesinato y es hasta hoy la única persona que logró procesar a alguien por el hecho. Sin embargo, han surgido denuncias de que la versión de Stone no es confiable.

- "The Sixties", un documental de 10 episodios de CNN, coproducido por Hanks, debuta en noviembre con un especial de 90 minutos titulado "The Assassination of JFK (1963)". El canal de televisión dice que ese episodio "explorará las conclusiones a las que llegó la Comisión Warren, además del asombroso impacto que el asesinato tuvo sobre la nación y sobre el mundo político de Estados Unidos".

- "JFK: The Smoking Gun", transmitida el 3 de noviembre por el canal Reelz, es un docudrama de dos horas basado en el trabajo del detective policial Colin McLaren, quien estuvo cuatro años investigando el asesinato de Kennedy. Reelz dice que las conclusiones a las que llegó McLaren están basadas en un trabajo metódico y están "muy lejos de las estrafalarias teorías conspirativas que rodean al asesinato más famoso de la historia".
Un mariachi fascinado con la habilidad para hablar español de Jacqueline Kennedy, un miembro del Servicio Secreto y una invitada republicana al último desayuno del mandatario demócrata son algunos protagonistas de "JFK: The Final Hours", que se emite el viernes en EE.UU. y el domingo en toda Latinoamérica, en el canal NatGeo.

Junto a ellos, testigos que entonces apenas eran adolescentes ayudan a entender por qué, 50 años después, Estados Unidos aún sigue buscando respuestas a la súbita muerte de Kennedy en Dallas, una ciudad que muchos le habían aconsejado no visitar y que le recibió con una sorprendente calidez. "Había una enorme sensación de euforia", recordó en entrevista con Efe uno de los protagonistas del documental, Julian Read, que se encontraba en la caravana presidencial en el momento del asesinato en calidad de portavoz del gobernador de Texas, John Connally.

A Read, que se encargó de organizar el solemne anuncio de la muerte de Kennedy en el hospital de Parkland apenas unas horas después, le gusta recordar los momentos anteriores a la tragedia: la conferencia de prensa y el desayuno en el Hotel Texas de Fort Worth. "Había alrededor de 3.000 personas en el desayuno, muchos de ellos republicanos que querían escuchar las ideas del presidente. Y
5.000 personas se habían congregado fuera del hotel, bajo la lluvia, para ver al presidente", subrayó Read, que relata su experiencia en el nuevo libro "JFK's Final Hours in Texas".

Corky Friedman, mujer del alcalde de Fort Worth, era una de esos conservadores convencidos que asistieron al desayuno, y no duda en confesar que, cuando acabó, el mandatario la había "cautivado". "Yo no voté por él. Pero aquella mañana, dio un discurso maravilloso... Nos tenía a todos en la palma de su mano", aseguró recientemente Friedman en una conferencia de prensa en Fort Worth.

Varios asesores de Kennedy le habían recomendado esquivar Dallas en su viaje a Texas, un periplo en el que buscaba recaudar fondos y reforzar sus posibilidades de reelección en un estado que había conquistado por muy estrecho margen en 1960.

Para promover un buen recibimiento, los organizadores publicaron con antelación la ruta que atravesaría el descapotable presidencial y programaron un trayecto de apenas 14 minutos en avión desde Fort Worth, para dar más visibilidad a la llegada del presidente y la primera dama a Dallas. El esfuerzo funcionó. En el preciso momento en que la limusina de Kennedy giró hacia la fatídica Dealey Plaza, la esposa del gobernador Connally, Nellie, se giró hacia él en el descapotable, señaló a la alegre multitud y le dijo: "Señor presidente, ciertamente no puede decir que Dallas no le quiere".

Las últimas 24 horas de Kennedy incluyeron paradas en San Antonio, Houston y Fort Worth, un discurso sobre la "nueva frontera del espacio", una cena en honor de un congresista de Texas y una parada más larga de lo previsto en una gala de la Liga de Ciudadanos Latinoamericanos Unidos (LULAC). Jackie Kennedy, que había practicado su español durante el vuelo, ofreció allí un discurso en español en el que reconocía la "noble tradición española que tanto ha contribuido a Texas".

Fernando Herrera, un músico de mariachi que se encontraba detrás de la pareja presidencial, asegura en el documental que sólo podía pensar una cosa: "Qué guapos son. Están resplandecientes".
XS
SM
MD
LG