Enlaces de accesibilidad

Angola: el pragmatismo pudo más que la ideología


La secretaria de estado de EE.UU., Hillary Clinton, fue objeto de un cálido recibimiento cuando visitó Angola en 2009.

Tras el fin de la guerra civil en 2002 y la retirada de las tropas cubanas el país se ha enfocado mayormente en la reconstrucción económica.

El pragmatismo se ha impuesto sobre la ideología en la política exterior de Angola después de que durante la guerra fría tropas cubanas custodiaron los pozos de petróleo del país operados por firmas estadounidenses para costear al gobierno apoyado por la Unión Soviética, dice un artículo del Financial Times.

Después de finalizada la guerra civil en 2002, “la estrategia primera fue ser un país productor de petróleo, porque se necesitaba tener acceso a las finanzas internacionales”, según el viceministro de Relaciones Exteriores de Angola, Manuel Augusto.

El viceministro dijo al periódico que en esa época las autoridades de Luanda dirigieron sus ojos al este y hallaron un aliado dispuesto a cooperar en China, que concedió a la nación africana alrededor de $10 mil millones de dólares en líneas de crédito con las que los angoleños se dedicaron de lleno a la reconstrucción económica.

Pero la realidad actual, según un diplomático occidental, es que a pesar de las buenas relaciones con Pekín, los vínculos con Washington parecen ser hoy en día menos glaciales que cuando estaban aún vivos los recuerdos de que EE.UU. apoyó a los rebeldes de la UNITA.

La empresa estatal petrolera de Angola, Sonangol, tiene oficinas en la ciudad estadounidense de Houston, y en Londres, la capital británica, al igual que intereses en Irak y Brasil, además de ser propietaria de bienes inmuebles en Manhattan (Nueva York) y de una firma en asociación con los chinos en Singapur.

Todo indica que los tiempos en que miles de cubanos murieron en el país guerreando junto a las tropas del MPLA contra las de UNITA y los sudafricanos están ya bien sepultados como un lejano episodio.

El viceministro Augusto lo resume diciendo que luego de una década de paz, Angola está “madurando”, porque a a fin de jugar un papel en Africa, dijo, “primero debemos reconstruir el país”.
XS
SM
MD
LG