Enlaces de accesibilidad

Carromero no está a un paso de la libertad


El centro penitenciario de Soto del Real, cerca de Madrid, sería el primer destino de Carromero en España

El diario ABC traza el itinerario penal del político español condenado en Cuba, una vez que sea entregado en La Habana a la policía de su país.

El diario español ABC anticipa los pasos que debe dar dentro del procedimiento penal español, una vez que llegue a Madrid, el joven político Ángel Carromero, condenado en Cuba a cuatro años de prisión por el homicidio imprudente de los opositores cubanos Oswaldo Payá y Harold Cepero.

En virtud de un memorando firmado con el Gobierno cubano, en aplicación del convenio sobre ejecución de sentencias entre los dos países, las autoridades españolas se comprometieron a que Carromero cumpla en su país los tres años y medio que le restan de sentencia.

ABC informa que funcionarios del Cuerpo Nacional de Policía de España viajaron a La Habana para hacerse cargo del dirigente de la organización juvenil Nuevas Generaciones del Partido Popular. Se espera la llegada de Carromero a España antes de fin de año.

Según el matutino, el joven político sería trasladado a un centro penitenciario, que podría ser el de Soto del Real, en las afueras de Madrid. Allí, la Junta de Tratamiento de la cárcel estudiaría su expediente penitenciario y determinaría el tiempo que ha pasado en prisión, y lo que le queda por cumplir. Los datos serían comunicados entonces a la Audiencia Nacional, que tiene la competencia en los casos de españoles condenados en el extranjero.

Después, la propia Junta del centro penitenciario le calificaría previsiblemente en tercer grado, es decir, semilibertad o régimen abierto. Esto es posible debido a que se trata de una condena inferior a cinco años, para las que el Código Penal del país ibérico no requiere cumplir la mitad de la pena antes de optar por el tercer grado.

El condenado cumple varios requisitos para optar por ese cambio de medida cautelar, como el no ser reincidente, tener trabajo y no representar un peligro para la sociedad.

Carromero podría entonces quedar en libertad, con la obligación de pernoctar en la cárcel, algo que también podría ahorrarse si se somete a control telemático, y acepta llevar una tobillera electrónica.

El dirigente del PP podría solicitar asimismo un indulto al Gobierno español, pero según fuentes jurídicas consultadas por ABC, no parece que dicha petición se vaya a presentar de inmediato.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG