Enlaces de accesibilidad

Sobreseyó la justicia de Túnez el caso de Amina


Archivo - Amina Sboui (c), integrante del grupo feminista ucraniano FEMEN, camina esposada antes de una audiencia ante un juez en Kairouan (Túnez). Cuatro activistas del grupo radical feminista, tres de ellas europeas y otra tunecina, comparecieron ante l

Amina Sboui se convirtió en símbolo de la lucha antiislamista desde que en marzo marzo pasado colgó sus fotos en "topless" en internet.

La justicia tunecina sobreseyó el lunes a Amina Sboui, la activista del movimiento Femen juzgada por ultraje y difamación, informó su abogado, que consideró ese fallo como una "victoria".

El abogado, Ghazi Mrabet precisó sin embargo que Amina permanece por el momento en detención a la espera de una eventual inculpación por "profanación de sepultura y atentado a las buenas costumbres", delitos pasibles de seis meses a cinco años de cárcel. "El tribunal ha decidido sobreseer a Amina. Es una victoria, la justicia empezó a comprender que está siendo procesada injustamente", declaró Mrabet a la AFP.

Amina, de 19 años, fue procesada el 22 de julio por el tribunal de M'saken (a 150 km de Túnez) "por ultraje a un funcionario en el ejercicio de su trabajo y de difamación", cargos pasibles respectivamente de un año y de seis meses de prisión efectiva. "Estoy contenta de esta decisión alentadora, he recuperado la confianza en la justicia", dijo poco después a la AFP la madre de la joven feminista.

Amina fue detenida el 19 de mayo y condenada a pagar una multa por posesión ilegal de un aerosol de autodefensa por haber pintado la palabra "FEMEN" en el muro de un cementerio en Kairuan (centro) para protestar contra una manifestación salafista que el gobierno había prohibido y que finalmente no se llevó a cabo.

Amina Sboui se convirtió para las feministas occidentales en un símbolo de la lucha antiislamista desde que en marzo marzo pasado colgó sus fotos en "topless" en internet bajo el seudónimo de Amina Tyler, en un claro desafío a las tradiciones árabe-musulmanes por el que no tardó en recibir amenazas de los islamistas radicales. "Todos tienen derecho a expresarse a su manera y a mí me va el estilo de las Femen", dijo Amina en abril a la AFP.

Femen es un grupo fundado en Ucrania, pero cuya sede actualmente se encuentra en París, que lleva a cabo desde hace varios años acciones con los senos desnudos en todo el mundo para denunciar el sexismo y la discriminación contra las mujeres.

En concreto, Amina protesta contra "las restricciones conservadoras a las libertades, sobre todo desde la llegada al poder de Ennahda", el partido islamista que hasta ahora resultó el gran ganador de la Primavera Árabe en 2011. La publicación de sus imágenes con el pecho al descubierto molestó a su familia, que la encerró y, según la joven, la mantuvo secuestrada para hacerla volver al redil.

Su madre, en cambio, desmintió esta acusación y aseguró que sólo quería proteger a su hija de las amenazas islamistas. Además, señaló que Amina sufre depresión desde los 14 años y que tenía que ser aislada. "Mi hija tiene problemas psiquiátricos desde 2009 y consultó a médicos del hospital (psiquiátrico) de Razi", cerca de Túnez.

El sobreseimiento se produjo en un marco de agudización de las tensiones políticas entre laicos e islamistas, tras el asesinato la semana pasada del diputado opositor Mohamed Brahmi.
XS
SM
MD
LG