Enlaces de accesibilidad

Amigos de la Rosa Blanca asisten a necesitados en Camagüey


Proyecto humanitario entre exiliados cubanos y cristianos en Camagüey. Se ofrece un almuerzo semanal y reciben otras ayudas.

Una vez cada semana el pastor de la iglesia apostólica en Camagüey arrima el hombro entre sus feligreses para darle de comer a personas necesitadas. Un almuerzo frugal, pero casi un lujo en medio de las penurias. Amigos de la Rosa Blanca reciben también artículos de aseo y ropas para ofrecerle a la gente pobre, Giorvis Bravo Denis lo ve como una bendición de Dios y una muestra de que “aún queda gente buena en la tierra".

Bravo Denis conversó con Martinoticias y partió de su experiencia personal: “Yo sé lo que es no tener un plato de comida en un momento determinado, no tener una mochila para ir a la escuela, y para mí es un privilegio poder ayudar a muchas personas que hoy están pasando por esta situación”, indicó el pastor.

Los almuerzos que Amigos de la Rosa Blanca brindan a personas en necesidad tienen una frecuencia semanal, y algunos otros regalos que pueden verse en su galería de fotos, como ropas o zapatos, proceden de exiliados cubanos que intentan paliar en algo la pobreza, afirmó el líder cristiano, quien enfatizó que Lori Díaz es el alma del proyecto desde Miami.

“La mayoría son personas mayores y madres solas con hijos, viudas, que no tienen para comer y que con un salario no les alcanza”, afirma este hombre que se ha convertido en un activista social.

Más que un proyecto, una familia

Amigos de la Rosa Blanca busca que las actividades en que envuelven a sus implicados vayan más allá del asistencialismo. Además del almuerzo y el rol de cada cristiano en su congregación, sus integrantes aprecian la cercanía de sus relaciones.

“Pudiéramos llamarlo un proyecto, pero entre nosotros somos una familia porque muchas veces hacemos juegos, compartimos, nos reímos. Los viernes hacemos un almuerzo y una merienda, empezamos a las nueve de la mañana y a las dos de la tarde terminamos”, afirmó.

Lori Díaz es una ciberactivista cubana que radica en Miami y es asidua en la vida de los opositores, tanto dentro como fuera de la isla. El nombre del proyecto lo ideó ella y cree que su inspiración es parte de la fuerza que tiene un trabajo como este.

“Nos inspiramos en Rafael Díaz-Balart, que sabemos cómo transcurrió su vida, llena de devoción por Cuba. El fundó un partido por allá por New Jersey, con este nombre, inspirado en los versos de José Martí, y es motivo de orgullo, porque también supo inspirar a sus hijos la devoción por la patria”, señaló Díaz.

Amigos… tiene un precedente similar, el proyecto Capitán Tondike, que comenzó en Colón en abril de 2013 de la mano de la dama de blanco Caridad Burunate y se ha extendido a otros municipios de la provincia.

“Nos inspiramos también en ese proyecto porque es hermoso que cubre y atiende a personas discapacitadas y no solo a ellos”, refiere Lori Díaz y asegura que la ayuda humanitaria “se extiende a familias olvidadas que no tienen recursos, y que hacerles llegar una camisa se convierte en un motivo de alegría”, concluyó.

  • 16x9 Image

    Luis Felipe Rojas

    Luis Felipe Rojas Rosabal, 1971. Narrador, poeta y realizador audiovisual. Tiene publicados los poemarios Secretos del monje Louis (2001), Animal de Alcantarilla (2005), Cantos del malvivir (2005), Anverso de la bestia amada (2006) y Para dar de comer al perro de pelea (2013). Relatos suyos aparecen en diversas revistas literarias. Es autor del blog Cruzar las alambradas . Siga a Luis Felipe Rojas en @alambradas

XS
SM
MD
LG