Enlaces de accesibilidad

Latinoamérica: ola de gobiernos autoritarios


El diario destaca los esfuerzos por desmantelar la CIDH del presidente ecuatoriano, Rafael Correa, un aliado de Cuba.

Según un análisis publicado por el diario The Washington Post, un puñado de gobernantes populistas en países de la región son el peor reto a la democracia desde los años 1980.

Más de dos décadas después de la caída de las dictaduras de derecha en América Latina, un nuevo tipo de líderes autoritarios ha cobrado fuerza en varios de estos países donde han sido electos democráticamente pero gobiernan de manera cada vez más antidemocrática, dice el diario The Washington Post.

En un extenso análisis sobre los nuevos gobernantes autoritarios, el periódico afirma que estos constituyen “el desafío más serio a las instituciones democráticas en Latinoamérica desde los años 1980”.

Aunque grupos defensores de los derechos civiles y algunos líderes políticos han alertado de la creciente amenaza para años de avances democráticos en la región, dice, la respuesta ha sido “tibia” de parte de las más vibrantes e influyentes democracias en el hemisferio, entre ellas EE.UU. y Brasil.

El Post destaca que el legislador estadounidense Robert Menéndez, presidente del subcomité de Asuntos Hemisféricos del Senado en Washington, ha demandado en audiencias que se proporcione mayor apoyo a los movimientos democráticos en el área y a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Pero apunta que la CIDH, un organismo autónomo de la OEA que investiga los abusos de los derechos humanos en la región, está bajo ataque de gobernantes como el presidente ecuatoriano, Rafael Correa, que la acusan de estar al servicio de EE.UU. y buscan desmantelarla.

También apunta que presidentes electos democráticamente se han perpetuado en el poder, controlando entre otras instituciones los tribunales, que les proporcionan mayor poder sobre sus oponentes, y además de Correa en Ecuador, señala a Hugo Chávez (Venezuela), Evo Morales (Bolivia) y Daniel ortega (Nicaragua).

Incluso cita el caso de gobiernos de buenas relaciones con EE.UU. como el del mandatario panameño, Ricardo Martinelli, amigo de los negocios, dice, quien ha sido acusado de llenar la Corte Suprema de simpatizantes y de utilizar su poder para recompensar a sus aliados.

El diario alude al ex guerrillero de izquierda y ahora editor en Caracas de la publicación Tal Cual, Teodoro Petkoff, un fuerte crítico del presidente Chávez, quien dijo que se trata de “regímenes híbridos, situados en alguna parte entre democracias imperfectas y dictaduras imperfectas”.

Luego el periódico subraya que en América Latina, de seguro, “hay una sola dictadura, el régimen comunista de 53 años en Cuba, donde no hay elecciones libres, la prensa independiente está prohibida, los disidentes son arrestados y un vasto aparato de espionaje vigila a los ciudadanos”.

El Post cita una fase de William J.Dobson, autor de un reciente libro sobre gobiernos autoritarios, quien dijo que “para los regímenes que incursionan en el autoritarismo moderno, éste significa limitar la libertad de prensa y la oposición, no autorizada pero realmente necesaria, porque les permite mantener la fachada de que son un sistema democrático”.
XS
SM
MD
LG