Enlaces de accesibilidad

"Mi música es la mezcla entre una semilla de manzana y una semilla de mango. Si mezclas eso ya tienes un injerto y el álbum que nacerá se llamara Alex Cuba".

Nació en Cuba, floreció musicalmente en un pueblo remoto de Canadá y ahora quiere conquistar Latinoamérica. Para el músico Alex Cuba no hay desafío lo suficientemente grande.

"Latinoamérica no me conoció. Fue en Canadá donde adquirí mi identidad. Ahora siento que puedo tocar en cualquier parte del mundo", dijo el cantautor el jueves en una entrevista con The Associated Press en Nueva York.

Y es que Cuba, con un característico peinado "afro" que resalta en las blancas llanuras de la Columbia Británica, está listo para encandilar al público latinoamericano con los sonidos de funk, jazz y pop que le valieron un Latin Grammy en el 2010 y le han definido como un cantautor de guitarra suave y voz melodiosa.

El artista de 39 años - al que a menudo confunden con Lenny Kravitz - arranca la semana que viene una gira por Estados Unidos y planea viajar a Colombia después para escribir música.

Cuba dijo que no tiene miedo de ser honesto y presentar música muy distinta a la que se oye en Latinoamérica, sin grandes orquestras, con melodías que no están diseñadas en computadora y con un mensaje poético diferente.

"Quiero ayudar a cambiar el sonido de la música latina... Mi mayor desafío es establecerme con la música original que estoy haciendo, porque muchas veces el cambio asusta a la gente", dijo Cuba. "Me gustaría romper la fórmula en que la música latina comercial se ha basado durante tanto tiempo".

El músico, cuyo verdadero nombre es Alexis Puentes, nació en Artemisa, Cuba, y aprendió a tocar la guitarra gracias a su padre, que era profesor de música. Tras casarse con una canadiense y emigrar a Canadá en 1999, Cuba grabó su primer álbum, "The Puentes Brothers", con su hermano gemelo. Poco después inició su carrera en solitario, creando su propia disquera, "Caracol Records", y colaborando con artistas como Nelly Furtado.

Tras trabajos como "Agua del pozo" (2007), Cuba lanzó "Ruido en el sistema" en octubre pasado y demostró las influencias norteamericanas de sus composiciones.

Para Cuba, el haberse desarrollado como artista en Canadá ha sido "un incentivo", una oportunidad para abrirse y hacer música de carácter internacional, trabajando con productores que no hablan español.

"Para mí no hay barreras. Es precisamente el centro de mi música esa universalidad que Canadá me ha dado. Si me hubiera mudado de Cuba a Miami, hubiera visto un mercado local donde notas que la música que se produce allí se produce para el mercado local", indicó.

El artista, ya padre de tres hijos, describió el álbum que lanzará el año que viene como un disco intenso y lleno de sentimiento. Algunas de las canciones que incluirá en el mismo planea cantarlas durante la gira que arrancará el 17 de septiembre en Texas y seguirá por Tenesí, Illinois, Ohio, Massachusetts y Nueva York, entre otros estados.

Tras admitir que no tiene una voz tradicionalmente cubana ya que la suya es más suave y "menos poderosa", destaca que su música funciona bien en la intimidad.

"Mi música es la mezcla entre una semilla de manzana y una semilla de mango. Si mezclas eso ya tienes un injerto y el álbum que nacerá se llamara Alex Cuba".

Recomendamos

XS
SM
MD
LG