Enlaces de accesibilidad

Arnold Vaatz: sobre la política alemana hacia Cuba


Arnold Vaatz

Político alemán considera que la ausencia de Merkel al frende del gobierno, debilitaría el bloque de rechazo a cualquier cambio en la llamada posición común hacia Cuba.

Desde hace años hay muchas presiones sobre Alemania en el tema cubano, de ahí que la ausencia de Merkel al frende del gobierno, debilitaría el bloque de rechazo a cualquier cambio en la llamada posición común, según dijo a Radio Martí el político cristianodemócrata alemán Arnold Vaatz.

Faltando apenas unas cinco semanas para las elecciones parlamentarias alemanas, muchos analistas discuten sobre las implicaciones que tendrán estos comicios para las relaciones de Alemania y Europa con Cuba y América Latina. Las encuestas casi dan por descartado una derrota de la actual gobernante, Angela Merkel. Sin embargo, en política – al igual que en el beisbol – el juego reserva siempre sorpresas.

Boris Luis Santa Coloma conversó con el vicepresidente del Partido Cristianodemócrata de Alemania, Arnold Vaatz sobre el tema cubano y los comicios germanos.

Arnold Vaatz
Arnold Vaatz
Santa Coloma: Hablé con un colega periodista acreditado en La Habana y me dijo que los gobernantes cubanos estaban rezando para que Merkel no resultase reelecta.

Vaatz: Se van a quedar con un palmo de narices, pues las posibilidades de que Angela Merkel resulte reelecta en las generales de septiembre próximo son muy grandes. Vamos a hacer todo lo que esté a nuestro alcance para lograrlo.

Ciertamente en el poco probable caso de que fracase en su reelección, es de temer un cambio radical en la política de la Unión Europea hacia Cuba. Desde hace años hay una presión enorme sobre Alemania y la República Checa para que cambien su actitud hacia la Isla. Nuestros dos países abogan por que los europeos en sus relaciones con La Habana dispensen a la oposición el mismo trato que al gobierno y que una mejoría en las relaciones bilaterales dependa de una mejoría en la situación de los derechos humanos en Cuba.

La izquierda europea viene pidiendo a nuestros países que desistamos de esta última demanda. Esa es la posición de Francia actualmente y durante mucho tiempo fué la posición de España. Lamentablemente bajo la presidencia de Rajoy no ha variado mucho esa postura española. Temo que llegado el caso de que los europeos analicen un cambio radical de la política hacia Cuba, el gobierno español no se opondría de la misma manera que lo haría la Canciller Angela Merkel. Considero que ella es el principal baluarte en Europa a la hora de ejercer presiones sobre los gobernantes cubanos y para que acepte la existencia de una oposición en la Isla.

Creo importante el mantenimiento de las presiones, pues a pesar de la política de acercamiento de las autoridades de La Habana, en el tema de la democracia, de la igualdad de derecho para todos, en la cuestión de la libertad de expresión, la libertad de prensa y las elecciones libres en Cuba no ha cambiado nada. Esa es la esencia del credo político de Angela Merkel. Para garantizar que ese sea también el credo de las democracias europeas, es importante que Angela Merkel se mantenga en el cargo. Eso se verá en las próximas elecciones. Hay buenas perspectivas para que resulte reelecta.

Santa Coloma: Por acá en Berlín se habla de que si los liberales no alcanzan el 5% de los votos, es decir, si se quedan sin representación parlamentaria, su partido cristianodemócrata podría optar por formar coalición con los socialdemócratas. Si esto se produce, los socialdemócratas obtendrían el control sobre el Ministerio de Relaciones Exteriores. Esto podría influir sobre la política de Berlín hacia La Habana.

Vaatz: Nosotros no somos partidarios de una gran coalición de gobierno con los socialdemócratas. Nuestro objetivo es que siga al frente del gobierno la actual coalición de liberales con nuestro partido. Por supuesto en el caso extremo de que no alcancemos ese objetivo habrá que pensar en formar una coalición con los socialdemócratas. Pero esto lo considero poco probable. Pero aún en el improbable caso de que haya un Ministro socialdemócrata al frente del Ministerio de Relaciones Exteriores, las cosas seguirán como hasta ahora, es decir, que la política exterior alemana se decidirá en las oficinas de la Canciller Merkel y no en el Ministerio de Exteriores.

Santa Coloma: Señor Vaatz, muchas gracias por estas valoraciones.

please wait

No media source currently available

0:00 0:01:14 0:00

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG