Enlaces de accesibilidad

Los cancilleres del grupo se reúnen en La Habana e insisten en que el gobierno de la isla sea invitado a la Cumbre de las Américas.

Aunque no han dado fe aún de que cumplirán su amenaza de ausentarse de la Cumbre de las Américas si Cuba no es invitada a la cita, los países de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de América (ALBA) insisten en que la isla participe en el foro.

Cancilleres y representantes de los ocho miembros del ALBA se reunieron el miércoles en La Habana para tomar una decisión sobre la demanda del presidente de Ecuador, Rafael Correa, de que Cuba tiene derecho a asistir a la Cumbre.

Pero tras los debates, por el contrario de lo que se esperaba, los ministros no adoptaron una decisión concluyente y optaron por suscribir una declaración en la que sólo reafirman su interés en se invite a Cuba a la Cumbre, que se realizará en Colombia el 14 y 15 de abril.

De esta manera los cancilleres de Venezuela, Ecuador, Bolivia, Nicaragua, San Vicente y las Granadinas, Antigua y Barbuda, Dominica y la propia Cuba, decidieron dar tiempo al país anfitrión—Colombia—para que haga “consultas” con el resto de las naciones del hemisferio.

La semana pasada, la canciller colombiana María Ángela Holguín, dijo que el presidente de Cuba, Raúl Castro, le había comunicado su interés en estar presente en la Cumbre de Cartagena.

Aunque Cuba fue expulsada de la OEA en 1962, se le ofreció la posibilidad en 2009 de dar los pasos necesarios para cumplir con la Carta Democrática y reincorporarse al sistema hemisférico, oportunidad que el gobierno de La Habana ha rechazado.

De hecho el ministro de relaciones exteriores cubano, Bruno Rodríguez, reiteró ante sus colegas del Alba tal negativa al declarar que la isla está dispuesta a ir a la Cumbre si es invitada, pero no a incorporarse a la OEA.

El portavoz para América Latina del Departamento de Estado, William Ostick, puso en claro la postura de EE.UU. al precisar que el hecho de no pertenecer a la OEA no es obstáculo para que Cuba pueda participar en la Cumbre, pero el no ser un país democrático “sí lo es”.

A pesar de que los cancilleres del ALBA dejaron en suspenso su amenaza de no concurrir a la Cumbre en caso de que Cuba no sea invitada, sí aprobaron una resolución donde piden que en el foro de Cartagena se demande el cese del embargo comercial de EE.UU. a la isla.

También que la Cumbre incluya en su agenda lo que calificaron de "legítima reclamación (por Argentina) al derecho de su soberana sobre las islas Malvinas (Falklands)", un territorio del Atlántico sur en disputa con el Reino Unido.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG