Enlaces de accesibilidad

Cuba busca presionar a EE.UU con el caso de Gross


Josefina Vidal Ferreiro, directora de América del Norte en el Ministerio de Relaciones Exteriores (MINREX)
La Directora de la División estadounidense del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba, Josefina Vidal, dijo en entrevista este jueves con Wolf Blitzer de la cadena CNN, que el Gobierno cubano está dispuesto a iniciar conversaciones con su homólogo norteamericano para normalizar las relaciones entre los dos países y encontrar “una solución humanitaria” al caso del contratista preso en la isla, Alan Gross.

Sin embargo, no dio detalles de los términos o “”fórmulas específicas” en que podrían darse estas negociaciones, pues -según apuntó- las discusiones del asunto serían con el gobierno de Estados Unidos, a quien calificó como “responsable directo” de la actual situación de Gross.

En respuesta a las palabras de Vidal, el portavoz del Departamento de Estado de EE.UU., Mark Toner comunicó que el gobierno estadounidense rechaza la sugerencia de que este sea un asunto a negociar. "Nosotros hemos tocado este tema con el gobierno cubano en cada oportunidad posible. Hemos llamado a personas en todo el mundo para que traten este asunto con el gobierno cubano, porque el señor Gross merece regresar a casa."

"Alan Gross está injustificadamente en prisión y este caso no está relacionado con los Cinco cubanos. Las declaraciones de Josefina Vidal solo parecen reafirmar la creencia de Alan Gross de que él es un rehén del régimen cubano," estableció Toner, en alusión a las intenciones del gobierno de La Habana de relacionar con la situación de Gross con la de los cinco espías cubanos condenados a prisión en Estados Unidos.

La declaración apuntó: "Continuaremos usando cada canal apropiado para presionar al gobierno cubano para la liberación del señor Gross. Hoy el gobierno de Cuba no ha presentado ninguna proposición realista para la liberación de Alan Gross.

Vidal contradijo las recientes declaraciones de la Secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, al apuntar que las acciones de Gross fueron amparadas por un programa financiado por el gobierno estadounidense, y reiteró en varias ocasiones que el contratista violó la ley constitucional cubana.

La diplomática reiteró la negativa de las autoridades cubanas ante la petición de Gross para visitar a su madre enferma de cáncer terminal en los Estados Unidos, y argumentó que las condiciones legales del caso del contratista no admiten este tipo de concesiones.

También reitero casi textualmente las declaraciones de Jorge Bolaños, Jefe de la Sección de Intereses de Cuba en Washington, sobre las condiciones de vida de Gross, en cuanto a salud y alimentaciónen, en el lugar donde se encuentra confinado.

Cuando el periodista apuntó sobre el supuesto descuido de las autoridades aduaneras al dejar pasar equipos prohibidos, la diplomática cubana aseguró que los oficiales del aeropuerto y miembros de la comunidad judía habían sido engañados por Gross sobre los verdaderos propósitos de estos equipos.

Josefina Vidal dijo que el hecho de que el gobierno de Estados Unidos pida la liberación de Alan Gross como prueba de la voluntad del poder cubano por mejorar las relaciones entre ambos países, no es más que un pretexto para mantener el actual estado de cosas.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG