Enlaces de accesibilidad

Tres japoneses ganan Nobel de Física por luces de lámparas LED


Miembros de la Real Academia de las Ciencias de Suecia durante el anuncio del Premio Nobel de Física 2014.

Este invento, que apenas tiene 20 años de vida "ha contribuido a crear luz blanca de un modo completamente nuevo en beneficio de todos", según la Real Academia Sueca de Ciencias.

Los japoneses Isamu Akasaki e Hiroshi Amano y el nipón-estadounidense Shuji Nakamura, responsables de la invención de los diodos emisores de luz azul, fueron galardonados con el Premio Nobel de Física gracias a que su descubrimiento detonó el desarrollo de la tecnología de LED que se emplea en la iluminación de las pantallas de computadoras y teléfonos inteligentes.

Este invento, que apenas tiene 20 años de vida, "ha contribuido a crear luz blanca de un modo completamente nuevo en beneficio de todos", según dijo la Real Academia Sueca de Ciencias.

También señaló entre los méritos de estos científicos que durante años se había trabajado por desarrollar los diodos azules, un componente crucial para producir luz blanca de los LED (diodos emisores de luz), hasta que los nuevos Premios Nobel lo lograron a comienzos de la década de 1990 transformando la tecnología lumínica y sentando las bases para las luces LED, más duraderas y eficientes que las fuentes de luz antiguas.

Para el comité que otorga los galardones, "triunfaron donde todos los demás habían fracasado", y consiguieron un logro: "los tubos de luz incandescente iluminaron el siglo XX y el siglo XXI será iluminado por las lámparas LED".

Akasaki, de 85 años, enseña en la Universidad de Meijo y es profesor distinguido en la Universidad de Nagoya. Amano, de 54 años, ejerce de profesor en la Universidad de Nagoya. Nakamura, de 60 años, es profesor de la Universidad de California en Santa Bárbara aunque también nació en Japón.

En conferencia de prensa, Akasaki manifestó que muchas veces le habían dicho que su investigación no daría resultados dentro del siglo XX. "Sin embargo, nunca sentí que fuera así", afirmó. "Sencillamente estaba haciendo lo que deseaba hacer".

Tanto Akasaki como Amano alcanzaron sus metas mientras trabajaban en la Universidad de Nagoya y Nakamura para la compañía japonesa Nichia Chemicals, construyendo sus propios equipos y realizando miles de experimentos antes de lograr resultados.

Nakamura dijo con respecto al premio que "es muy satisfactorio ver que mi sueño sobre la iluminación LED se ha hecho realidad", afirmó. "Espero que los bombillos de luz LED, eficientes en cuanto a energía, ayuden a reducir el uso de energía y a bajar el costo de la iluminación en el mundo".

Los LED son más eficientes que las fuentes de luz más antiguas y pueden durar 10 veces más que las lámparas fluorescentes y cien veces más que las incandescentes

El comité del Nobel valoró especialmente que la tecnología LED contribuye a ahorrar los recursos terrestres ya que una cuarta parte del consumo mundial de electricidad se emplea para iluminación. Los LED son más eficientes que las fuentes de luz más antiguas y pueden durar 10 veces más que las lámparas fluorescentes y 100 veces más que las incandescentes.

Para algunas autoridades en la materia como H. Frederick Dylla, director ejecutivo y director general del Instituto Estadounidense de Física, "el LED azul es una invención fundamental que está modificando rápidamente el modo en que iluminamos cada rincón del hogar, la calle y el lugar de trabajo; una invención práctica que proviene de una comprensión fundamental de la física del estado sólido".

También Phillip Schewe, físico del Instituto Conjunto Cuántico en la Universidad de Maryland, alabó el premio ya que según él demuestra que la investigación en Física puede producir beneficios prácticos, más allá de indagar los misterios del universo.

Además del reconocimiento, el Nobel conlleva una dotación económica de 8 millones de coronas suecas (1,1 millón de dólares). Se entregarán el 10 de diciembre, fecha del aniversario de la muerte de su fundador Alfred Nobel en 1896.

XS
SM
MD
LG