Enlaces de accesibilidad

Adolescente cubano da los primeros pasos para jugar en Grandes Ligas


Lázaro Armenteros.

Desde República Dominicana, Lázaro Armenteros afirma que está trabajando duro todos los días para alcanzar esa meta.

Un pelotero cubano de 16 años de edad llamado Lázaro Robersy Armenteros Arango sueña con jugar en las Grandes Ligas estadounidenses. Dejó atrás La Habana y estableció residencia en Haití, desde donde viaja todas las semanas a República Dominicana para entrenar.

El jovencito salió de Cuba con su madre rumbo a Ecuador en 2014, pero los agentes de inmigración ecuatorianos le negaron la entrada y los obligaron a regresar a la isla, dijo el reportero de MLB Jesse Sánchez.

Posteriormente, "Lazarito" se trasladó a Rusia con la intención de volar desde Moscú a Haití, pero de nuevo fracasaron sus planes, porque "le fue negada la entrada", señaló.

"El jugador terminó comprando su boleto para Haití mientras hacía escala en Alemania. Al final, se incorporó a la comunidad beisbolera de la República Dominicana", agregó.

El pelotero jugó en la Copa Mundial de Béisbol Sub-15 en Sinaloa, México, donde bateó para .462, impulsó ocho carreras, anotó nueve y conectó cinco triples y tres dobles.

Mientras estaba en Cuba, en 2014, conectó 43 imparables entre ellos 6 jonrones, tres triples y ocho dobles con el equipo sub-15 de La Habana. Sin embargo, a comienzos de 2015 "fue sancionado por el Gobierno cubano antes de la temporada y se le negó regresar al equipo sub-15". Algunos miembros de su familia no simpatizan con el régimen de los hermanos Fidel y Raúl Castro.

El adolescente le dijo a Sánchez que su padre habló con las autoridades beisboleras cubanas, pero "nadie le dio una buena respuesta, solamente palabras vacías". Reconoció que, tras lo ocurrido, "sabía que me iba a ir (de Cuba). No estaba listo para dejar de jugar ni de desarrollarme".

"Mi vida es muy distinta a como era antes. Es pacífica. Voy de la casa al terreno, al gimnasio y vuelvo a casa. Sé que va a valer la pena", afirmó Lázaro Armenteros.

El jovencito reconoció que en Cuba tuvo "una niñez difícil. Mi ropa era vieja y mis zapatos estaban rotos, pero teníamos familia y estábamos bien. Fue difícil dejarlos, pero mi futuro ya no estaba en Cuba".

La agencia deportiva Culture 29 está representando a Armenteros, quien ha señalado que su ídolo en las Mayores es el también cubano Yoenis Céspedes, jardinero izquierdo de los Mets de Nueva York.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG