Enlaces de accesibilidad

Desarrollan prometedor sistema de detección temprana de cáncer


Imágen de microscopio del virus del papiloma humano, facilitada por el Instituto Alemán de Investigaciones sobre el Cáncer (DKFZ).

La máquina identifica diferentes tipos de micro ARN, biomarcadores presentes en el mapa genético del ser humano que pueden ser detectados en la sangre.

El ingeniero mexicano Jorge Soto y la doctora griega en biología molecular Fay Christodoulou desarrollan un sistema de detección temprana del cáncer y enfermedades metabólicas que reduce en "hasta cincuenta veces" el costo de los sistemas actuales.

El sistema se basa en la detección de diferentes tipos de micro ARN, unos biomarcadores presentes en el mapa genético del ser humano que pueden ser detectados en la sangre, y en el establecimiento de patrones de los mismos, que están asociados a determinados tipos de cáncer o enfermedades metabólicas.

Durante una entrevista con Efe, Soto sostuvo entre sus manos una máquina que tiene el tamaño y la forma de una garrafa de agua de cinco litros y que, según indica, fue realizada con una de las modernas impresoras 3D.

En el interior de la máquina hay unas placas cuadradas de color blanco y una serie de agujeros. "Se trata de una prueba de 96 hoyos en la que en cada uno hay una fórmula química y que básicamente funciona como una trampa en la que se está buscando un micro ARN específico", precisó Soto. Ambos científicos participan en la conferencia anual de la TEDGlobal 14, en la ciudad brasileña de Río de Janeiro

Según Christodoulou, se trata de detectar qué micro ARN se tiene activo en el cuerpo para establecer un patrón y ver si éste está relacionado con algún tipo de cáncer o de enfermedad metabólica.

Cada hoyo de la placa lleva un nombre asociado y una vez realizada la prueba, los biomarcadores que están activos brillan en un color diferente a los del resto. Esto permite establecer y procesar los diferentes patrones para detectar si sufrimos alguna de esas enfermedades.

"El micro ARN es el biomarcador del futuro. El primero fue descubierto hace unos veinte años y el siguiente tardó mucho en descubrirse. Hasta 2005 no se estableció la relación entre este biomarcador y determinadas enfermedades y hasta 2008 no sabíamos que lo podíamos encontrar en la sangre humana", resumió la bióloga.

Subrayó que en un estudio de ADN lo que se puede decir es que alguien tiene "un X por ciento de posibilidades de desarrollar cáncer", pero no se sabe si realmente va a "desarrollar la enfermedad".

Señala que "este sistema permite monitorear en tiempo real los micro ARN que tenemos activos en nuestro cuerpo y detectar la enfermedad de forma temprana. No es lo mismo combatir un cáncer con un 7 por ciento de posibilidad de sobrevivir que hacerlo con un 70 por ciento". Actualmente, esta investigación desarrolla pruebas clínicas en la detección del cáncer de mama en Alemania y han recopilado datos de 200 pacientes.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG