Enlaces de accesibilidad

Adiós al ‘Premier’ del béisbol cubano


El lanzador cubano Conrado Marrero, conocido igualmente como “El Premier” o “El Guajiro de Laberinto”.

Sus colegas de las grandes ligas solían llamarlo “Connie”, pero en Cuba era 'El Premier' o el 'Guajiro de Laberinto', por el nombre de la finca donde nació (en Villa Clara).

Dos días antes de cumplir 103 años, y con un parecido físico extraordinario en sus últimos años con el decimero Samuel Feijóo, acaba de morir en La Habana el extraordinario pítcher cubano, Conrado Marrero, conocido como El guajiro de Laberinto. Marrero, quien jugó en sus épocas de gloria -década del 50- en las Grandes Ligas de Estados Unidos, fue inspiración para muchos jóvenes pítcher de la Isla.

El Guajiro de Laberinto solía decir que, en el béisbol, no se pueden lanzar solamente bolas ‘puras’ o strikes ‘puros’, sino lo que él denominaba “lances dudosos”: strikes en forma de bolas y bolas en forma de strikes, para engañar a los bateadores. Para Marrero era una forma de dominio, sobre todo en el caso de los bateadores más débiles.

Sus colegas de las grandes ligas solían llamarlo “Connie”, pero en Cuba era 'El Premier' o el 'Guajiro de Laberinto', por el nombre de la finca donde nació (en Villa Clara), el 25 de abril de 1911. Los fanáticos del béisbol de más edad recuerdan a Marrero jugando para el extinto equipo de los Senadores de Washington de 1950 a 1954, luego de ser parte de clubes en Cuba.

Algunos de sus participaciones más recordadas fueron en el Almendares, y con los Havana Cubans, de la Liga Internacional de la Florida. También estuvo en las filas de los Senadores de Washington, de la Liga Americana en la llamada Gran Carpa de Estados Unidos, donde debutó con 39 años y ganó la condición de Mejor Novato.

Conrado Marrero era el exjugador de las Grandes Ligas más longevo luego del fallecimiento, en febrero de 2011, de Anthony Malinowski, que jugó con los Dodgers de Brooklyn.
XS
SM
MD
LG