Enlaces de accesibilidad

Matrimonio cercano a Ricardo Alarcón condenado por espionaje


ARCHIVO. Ricardo Alarcón de Quesada (d) y su jefe de despacho Miguel Alvarez.

Ambos fueron convictos de espionaje y sentenciados el pasado diciembre a 30 y 15 años de prisión, casi dos años después de su detención.

Miguel Alvarez y Mercedes Arce, un matrimonio muy cercano al defenestrado Ricardo Alarcón de Quesada, fue condenado por espionaje, según una nota que publica El Nuevo Herald.

Ambos fueron convictos de espionaje y sentenciados el pasado diciembre a 30 y 15 años de prisión, casi dos años después de su detención.

Miguel Alvarez, quien fungía como asesor principal de asuntos internacionales y políticos del presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular, fue sentenciado a 30 años por haber pasado información secreta a su esposa, que a su vez la vendía a compañías privadas en México.

Mercedes Arce fue sentenciada a 15 años de cárcel, dijeron fuentes al diario de Miami. Ella fue analista en la misión cubana en las Naciones Unidas entre 1977 y 1983, luego fue directora del Centro de Estudios de Alternativas Políticas de la Universidad de La Habana.

Completó un doctorado en Psicología Social y Terapia Estructural Intensiva en la Universidad de La Habana en 1994, y antes, en 1981, había hecho una maestría en Medios Masivos de Comunicación en el New School for Social Research y en 1980 hizo estudios de Terapia Estructural Intensiva en Palo Alto, California.

El periodista Juan Tamayo cita en su nota a un académico cubano que asegura que el matrimonio trabajó en las décadas de 1970 y 1980 en la Dirección General de Inteligencia del Ministerio del Interior, hasta que cayeron en 1992 junto a Carlos Aldana, director del Departamento Ideológico del Partido Comunista y promotor del centro de Alternativas Políticas, que Arce dirigía.

“Alarcón contrató luego a Alvarez para su oficina mientras Arce viajaba a México, enseñando allí en una universidad y escribiendo reportes sobre la economía y la política de Cuba que vendía a compañías extranjeras, según el académico. El pidió conservar el anonimato debido a la naturaleza delicada del caso”, explica la nota del El Herald.

Ricardo Alarcón, canciller cubano de 1992 a 1993, y presidente del Parlamento cubano por dos décadas, era un estrecho colaborador de Fidel Castro y fue sacado del selecto Buró Político y del Comité Central del gobernante Partido Comunista de Cuba, en julio del 2013, en el séptimo pleno del Comité Central.

Alarcón, doctor en Filosofía y Letras, fue una figura clave en la política exterior del régimen comunista de Fidel y Raúl Castro, especialmente en las relaciones Cuba- Estados Unidos.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG