Enlaces de accesibilidad

noticias

Periodista extranjero acosado en La Habana


La cadena de televisión para la que reporta, Al Jazeera, difundió una entrevista con la bloguera Yoani Sánchez y el periodista extranjero está ahora bajo amenaza de expulsión.

Un jordano-palestino que reporta como corresponsal desde La Habana para la cadena de televisión árabe Al Jazeera sufre el acoso de blogueros y tuiteros al servicio de las autoridades cubanas, quienes están pidiendo su expulsión del país por el sólo hecho de ejercer libremente su profesión.

En declaraciones a Diario de Cuba (DDC), Moutaz Al Qaissia dijo haber cruzado mensajes en las redes sociales con quienes lo atacan a pesar de que él ha precisado que no tiene nada que ver con la entrevista con Yoani publicada en la web por Al Jazeera en noviembre de 2011.

Qaissia recibió amenazas de varios tuiteros, entre ellos uno que firma como @cubamar, otro como @kaol_en_red, y también de Yohandry8787, el seudónimo que utiliza la Seguridad del Estado –precisa la publicación--, que exigió al periodista “disculparse”.

“No me importa si mandan una carta al MINREX. Ellos me han insultado a mí y a mi empresa. Dicen que cobro del gobierno de EE.UU. Yo no estoy haciendo nada malo. Mi Twitter es personal. A mi no me importa si me expulsan del país”, dijo en la entrevista.

El corresponsal, que no se ha dejado amedrentar, hizo algo inusual entre los periodistas extranjeros acreditados en Cuba, y en su cuenta de Twitter les escribió a sus detractores: “Sean cultos y sepan leer, incultos perros”.

Según dijo a DDC, sus problemas comenzaron el 9 de diciembre cuando fue al malecón a cubrir la información sobre la flotilla de barcos del Movimiento Democracia que zarpó desde Cayo Hueso, en Florida, hasta aguas internacionales frente a La Habana para lanzar fuegos artificiales en apoyo a los disidentes.

Qaissia, de 29 años, llegó a Cuba en el 2000 en virtud de una beca para estudiantes palestinos, y tras graduarse en el 2004 regresó a la isla dos años después. Desde el año pasado, cuando Al Jazeera abrió finalmemnte una oficina en La Habana, trabaja para la cadena.

De acuerdo con el corresponsal, sólo lo hace para la emisión en árabe del canal. “Ellos (las autoridades cubanas) no quieren a nadie del canal en inglés en Cuba”, dijo.

Qaissia ridiculizó la objetividad de la que presume la prensa oficialista cubana al precisar que cuando la guerra en Irak, los medios de la isla utilizaban las imágenes de A Jazeera. “Ahora no. En ninguna parte aparecemos con el tema de la primavera árabe”,señaló.

También se defendió de quienes lo atacan por ser un profesional que ejerce libremente su profesión citando el caso del corresponsal en Siria de la cadena Telesur (un engendro de Cuba y Venezuela), quien –dijo—es el traductor del gobernante sirio Bashar Al Assad. “¿Acaso eso es periodismo?”, preguntó.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG