Enlaces de accesibilidad

José Abreu: tuve relación de confianza con acusado de contrabando


José Pito Abreu, con el uniforme de las Medias Blancas de Chicago.

El 1B de los Medias Blancas de Chicago reconoció haber dado el verano pasado 25.000 dólares mensuales al preparador físico Julio Estrada.

El pelotero cubano de Grandes Ligas José Abreu declaró este jueves que tuvo una relación de mucha confianza con un entrenador de béisbol de Florida que es uno de los dos hombres acusados de contrabandear peloteros cubanos a Estados Unidos.

El 1B de los Medias Blancas de Chicago reconoció haber dado el verano pasado 25.000 dólares mensuales al preparador físico Julio Estrada, en vista de que el gobierno congeló los activos de Estrada después de su acusación formal en el caso de contrabando. Ese monto fue 10.000 dólares más de lo que Estrada había pedido. Abreu testificó que lo hizo "por la alta estima que tengo por él".

José Abreu.
José Abreu.

Abreu testificó que también le pagó a la esposa de Estrada un monto no revelado para ayudar a decorar la casa del jugador en el sur de Florida, a pesar de que ella no tiene experiencia profesional en ese trabajo. Compró otra casa de medio millón de dólares en los Cayos de Florida para que Estrada viviera allí sin pagar alquiler. Estrada también fue el padrino en la boda de Abreu.

"Éstas eran personas que me ayudaron mucho para entrar a este país, así que tenía mucha confianza en ellas", dijo Abreu al jurado.

Estrada y el agente deportivo Bartolo Hernández están acusados de dirigir una red de contrabando de personas que trasladaron en bote a Abreu y a otros beisbolistas de Cuba a terceros países, como México y Haití, donde pudieran establecer residencia y buscar lucrativos contratos de agente libre con equipos de las Grandes Ligas.

A cambio, Estrada y Hernández obtuvieron un porcentaje de esos contratos con jugadores.

En el caso de Abreu, la compañía Total Baseball de Estrada debía recibir el 20% de su contrato de 68 millones de dólares con los Medias Blancas, mientras que Hernández y dos socios obtuvieron el 5%.

Abreu testificó que ha cumplido su parte al acuerdo, pues le ha pagado a la empresa de Estrada más de 7 millones de dólares desde que firmó el trato con Chicago en 2013. Todavía debe 5 millones de dólares, pero no está seguro de si le pagará más a Estrada, especialmente teniendo en cuenta que el entrenador enfrenta un tiempo significativo en prisión si es condenado.

"Las cosas han cambiado", testificó Abreu. "Ahora son diferentes".

Abreu, quien fue Novato del Año de la Liga Americana en 2014, agregó que ahora cree que fueron injustos para él los términos pactados con Estrada.

"¿Sientes como si la compañía de Julio se hubiera aprovechado de ti?", le preguntó la abogada de Estrada, Sabrina Puglisi.

"Sí", respondió Abreu.

"¿Diría usted que Julio siempre le pidió que hiciera las cosas de la manera correcta?", preguntó Puglisi. "Sí", respondió el toletero.

Después de llegar a Estados Unidos, Abreu dijo que trató de sacar de Cuba a varios miembros de su familia. Entonces solicitó la ayuda de Amin Latouff, descrito como miembro de la red de contrabando en Haití, quien podía obtener documentos falsos y proporcionar otros servicios necesarios para la reubicación de los jugadores.

Le pagó a Latouff 115.000 dólares por el servicio y parte del dinero le entregado en efectivo por personas que viajaron a Haití desde Miami, precisó Abreu.

"Yo habría llevado a toda mi familia a Estados Unidos sin importar el costo", declaró.

Latouff fue acusado formalmente en el caso de contrabando a Estados Unidos, pero sigue prófugo.

Luego de rendir su testimonio, Abreu quedó libre para regresar a los campos de entrenamiento de los Medias Blancas en Arizona.

La fase de acusación del caso está llegando a su fin después de aproximadamente un mes, por lo que ahora sigue el testimonio de los testigos de la defensa. No está claro si Hernández o Estrada testificarán.

(Con información de AP)

XS
SM
MD
LG