Enlaces de accesibilidad

Un reptil cubano como emisario de la Paz y la solidaridad


Eduardo Delgado Bermudez, embajador de Cuba en el Vaticano.
Crocodylus rhombifer es el nombre científico del cocodrilo cubano, ahora en vías de extinción entre otras cosas debido a la pérdida de calidad de su hábitat. Puede llegar a vivir la misma cantidad de años que los humanos. La población actual del reptil se calcula entre 3.000 y 6.000 ejemplares. No tiene una amplia distribución histórica, si no que siempre ha estado restringido a Cuba, hoy se le encuentra en dos áreas relativamente pequeñas, en la Ciénaga de Zapata y en la Isla de la Juventud, donde permanecen en condiciones de cautiverio.

Uno de estos animales, fue sacado de Cuba ilegalmente por un turista, llegó a Italia dentro de una maleta de viaje y escondido entre unas medias. El pasado mes de Enero, el cocodrilo fue mostrado como toda una celebridad a Su Santidad Benedicto XVI, y será devuelto a la isla este 23 de marzo con motivo del viaje papal.

Lo inusitado, aunque nada novedoso, fue que por órdenes precisas llegadas de La Habana, en una formalidad acompañada de celebración, como si de una estrella de cine se tratase, la embajadora de Cuba en Italia, la excelentísima señora Milagros Soto, y el embajador cubano ante la Santa Sede, el no tan excelente Eduardo Delgado, nombraron al reptil "emisario de la defensa del medio ambiente, la paz y la solidaridad".

Creo recordar, que por allá por el año 40 A.C también en Roma, el emperador Cayo Julio Cesar Augusto, conocido por Calígula, en un arranque de locura nombró cónsul a su caballo ¨Incitatus¨. No veo mucha diferencia entre el hijo de Agripina, que comenzó acompañando a su padre en expediciones militares; y el hermano menor de Fidel, devenido en General.

En medio de una ceremonia adornada por el colorido de las banderas de ambos Estados, niños sonrientes y redobles de tambores; monseñor Giovanni Becciu, sustituto de la Secretaría de Estado y ex nuncio apostólico en Cuba, dijo casi conmovido que Su Santidad es un gran defensor de la naturaleza y los animales.

Y no faltó el perverso chiste de comparar al tan famoso arcosaurio con algún representante de la diáspora cubana que después de una acción ilegal, sale de Cuba y regresa.

No sé por qué me parece que este pequeño animal, como cualquier nativo de nuestra isla estaba mucho mejor en el Bioparque italiano junto a tantos otros, que subsisten felizmente cuidados y perfectamente alimentados.

Por ahora, como cuando el niño Elián, sólo nos queda rezar para que el joven emidosaurio de tan solo dos años de edad, permanezca custodiado por un séquito de penitentes que lo muestre a los turistas honorables y visitantes deleznables. De lo contrario su destino quedará entre las cazuelas del depredador oficial que, con guayabera blanca, grados de militar y extravagante paladar, cuando le hablan de abuso social, levanta su copa de vino y jura eterna lealtad al desastre nacional.
  • 16x9 Image

    Juan Juan Almeida

    Licenciado en Ciencias Penales. Analista, escritor. Fue premiado en un concurso de cuentos cortos en Argentina. En el año 2009 publica “Memorias de un guerrillero desconocido cubano”, novela testimonio donde satiriza  la decadencia de la élite del poder en Cuba.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG