Enlaces de accesibilidad

Colombia espera neutralizar pretensiones de Cuba


El presidente Juan Manuel Santos viaja este miércoles a la isla acompañado de su canciller, María Ángela Holguín.

La prensa comenta la visita del presidente colombiano a La Habana para desvanecer la idea de que Cuba participe en la Cumbre de las Américas.

La prensa colombiana se hace eco de la visita que hace el presidente Juan Manuel Santos este miércoles a La Habana para tratar de solucionar la encrucijada en la que ha sido puesto su país con la propuesta de que Cuba asista a la Cumbre de las Américas.

Según un artículo que publica en Bogotá el diario El Tiempo, las tensiones por la pretendida presencia de Cuba en la cita convocada para el 14 y 15 de abril próximo en la ciudad de Cartagena, podrían “comenzar a ceder”, tras la entrevista que tendrá Santos con “Fidel y Raúl Castro en La Habana”.

El periódico dice haber conocido de fuentes diplomáticas que para el gobierno cubano “no es un asunto de honor” acudir al encuentro de Cartagena. “Si en un momento sus autoridades dijeron que les interesaría asistir a la cita –señala-- lo hicieron para no desairar a sus aliados” del ALBA, que lo propusieron.

El periódico recuerda que fueron los países del Alba los que amenazaron con no asistir a la reunión continental si Cuba no era invitada. “Sin embargo, esa condición comenzó a desvanecerse e, incluso, Nicaragua, uno de los más radicales, ya confirmó su participación en el encuentro de Cartagena”, destaca El Tiempo.

No obstante, la víspera el canciller ecuatoriano, Ricardo Patiño, haciendo cumplido a que fue su presidente, Rafael Correa, quien hizo la propuesta inicial, dijo desde Quito que su gobierno espera que la visita de Santos a La Habana derive en la presencia de Cuba en la Cumbre de las Américas.

Sin embargo, el periódico resalta la opinión de analistas según los cuales “la resolución de Santos de viajar a la isla a hablar con los Castro y con el presidente venezolano, Hugo Chávez, quien se encuentra allí convaleciente, plantea cierta confianza de que el asunto se resolverá de manera favorable para Colombia, convertida en el queso del sándwich”.

También dice que tras la negativa de EE.UU. a que Cuba asista a la Cumbre “el viaje de Santos a La Habana significaría ya un costo político pagado por Colombia a cambio de neutralizar la presencia del gobierno cubano en Cartagena”.

El diario cita palabras de la canciller colombiana diciendo que todo “va a salir bien”, y las de otros expertos y periodistas según quienes aunque la tarea no es sencilla “Santos va a buscar una salida digna que les sirva a todos”, y que sea cual sea el desenlace, Colombia “va a quedar muy bien parada”.

Entre las variantes apuntadas por una columnista del periódico y experta en asuntos internacionales, Laura Gil, se menciona el escenario alternativo de que Colombia pueda recibir a una delegación cubana en calidad de observadora.
XS
SM
MD
LG