Enlaces de accesibilidad

Venta de viviendas en Cuba creció en 2013, pero más el déficit habitacional


La compraventa de viviendas entre particulares en la isla ha experimentado un aumento progresivo.

Un estudio de The Havana Consulting Group apunta que la emigración ha espoleado las ventas, pero la demanda sigue creciendo por el mal estado de las viviendas.

Un nuevo estudio basado en estadísticas del mercado inmobiliario cubano tres años después de haberse liberado la compraventa de viviendas indica un ligero descenso en los precios y un aumento discreto de las ventas, paralelo a un incremento en el déficit habitacional de la isla.

El estudio realizado por The Havana Consulting Group constata que el número de viviendas vendidas (88,000) en 2013 casi duplicó las 45,000 vendidas en 2012.

Pero la investigación presentada por el presidente del grupo, el economista Emilio Morales, señala que “resulta todavía un número muy bajo si los comparamos con los 3.7 millones del fondo habitacional cubano, según datos oficiales de la Oficina Nacional de Estadísticas e Información (ONEI)”. La cifra de transacciones equivale a apenas un 2.38% del total.

Esto ocurre mientras que “el déficit de viviendas de la isla se ha incrementado en los últimos años al alcanzar la cifra de 1 millón de viviendas”, un aumento del 42 % en relación con la cifra de hace dos años, cuando la brecha entre la demanda y la existencia era de unas 700,000 viviendas.

No hay casas nuevas, y muchas se caen

Morales explica que el incremento del déficit se deriva de que la construcción de casas cayó un 48% en el período 1989-2013. “Desde el 2006, cuando se edificaron 11,373, las estadísticas reflejan un retroceso continuado hasta el pasado año, cuando apenas se construyeron 25,634, y 12,217 de ellas como resultado del esfuerzo propio de la población”.

El 60 % de las viviendas en Cuba están en regular o mal estado (Yusnaby)
El 60 % de las viviendas en Cuba están en regular o mal estado (Yusnaby)

Agrega que esto se conjuga con un 60% del parque habitacional en estado entre regular y malo para provocar un crecimiento acelerado de la demanda.

En cuanto al aumento de la cantidad de casas vendidas, el estudio lo atribuye a la disminución de los precios y a que “muchas de estas viviendas son vendidas por personas que se van definitivamente del país y ahora pueden hacerlo con un capital, al contrario de años atrás que tenían que entregar su vivienda al estado sin recibir compensación alguna”.

De hecho, “este segmento de personas que emigran constituyen uno de los nichos de mayor dinámica “dentro del todavía incipiente mercado cubano de bienes raíces”.

En una muestra de 629 casas, la investigación revela que el precio promedio más alto del mercado inmobiliario cubano (31,157.59 CUC), se localiza en La Habana, donde también se encuentra el 50.77% de las casas en venta.

Consecuencias sociales

El estudio sobre las tendencias recientes de la compraventa de viviendas en Cuba también permitió a sus autores descubrir algunas de sus características actuales:

♦ El mercado inmobiliario cubano está segmentando la sociedad en clases sociales en correspondencia con sus ingresos.

♦ Se ha encontrado una diferencia notable entre los precios de las casas construidas antes de 1959 con respecto a las viviendas construidas después del 59.

Casa en venta en Atabey: las élites emergentes se posicionan en los antiguos barrios de la burguesía criolla
Casa en venta en Atabey: las élites emergentes se posicionan en los antiguos barrios de la burguesía criolla

♦ Comienzan a definirse segmentos de población con altos y medianos ingresos (trabajadores por cuenta propia, profesionales en misiones en el exterior, familias que reciben remesas), élites emergentes que se están posicionando en antiguos barrios de la alta burguesía habanera como Siboney, Atabey, Miramar, Kohly y Nuevo Vedado.[La élite política lo hizo desde 1959 y "congeló" grandes zonas de estos repartos].

Pese al significativo crecimiento de un año a otro, el desarrollo de este sector es, según el estudio de The Havana Consulting Group, “tremendamente” entorpecido por falta de mecanismos financieros para estimular las ventas y financiar las hipotecas; préstamos irrisorios de los bancos estatales para encarar la construcción o reparación de viviendas; bajos salarios y limitado poder adquisitivo de la población; e inexistencia de un inventario de inmuebles que asegure una dinámica de ventas.

H / T Caféfuerte

XS
SM
MD
LG