Enlaces de accesibilidad

Estadounidenses celebran este viernes 238 años de independencia


Perspectiva de los fuegos artificiales del 4 de julio en Washington D.C.

La Declaración de Independencia de 1776 recoge derechos básicos del hombre, así como el del pueblo a reformar o abolir sus gobiernos.

Con desfiles, almuerzos campestres, fuegos artificiales, rodeos y conciertos, los estadounidenses celebran este viernes de costa a costa el aniversario 238 de la independencia de su país de Gran Bretaña.

Los festejos de este 4 de julio en Washington D.C. incluyen a actores caracterizados como personajes históricos, entre estos, Thomas Jefferson, Benjamin Franklin y John Adams.

En la noche, en la explanada del National Mall, habrá un concierto coronado por fuegos artificiales. La presentación contará con Frankie Valli, Patti Labelle, Michael McDonald, los Muppets y la Orquesta Sinfónica Nacional.

El mal tiempo, sin embargo, podría estropear los planes de millones de estadounidenses, mientras el huracán Arthur se abre camino hacia la costa este.

La Declaración de Independencia aprobada el 4 de julio de 1776 en Filadelfia es el primer documento que recoge derechos elementales del hombre, así como el derecho de los pueblos a reformar y abolir los gobiernos que no los garanticen, como consta en estos párrafos:

Cuadro sobre la presentación de la Declaración de Independencia al primer Congreso de EE.UU.
Cuadro sobre la presentación de la Declaración de Independencia al primer Congreso de EE.UU.

"Sostenemos que estas verdades son evidentes por sí mismas: que todos los hombres son creados iguales; que han sido dotados por su Creador con ciertos derechos inalienables; que entre éstos están la vida, la libertad y la búsqueda de la felicidad ".

“Que para garantizar estos derechos se instituyen entre los hombres los gobiernos, que derivan sus poderes legítimos del consentimiento de los gobernados; que cuando quiera que una forma de gobierno se vuelva destructora de estos principios, el pueblo tiene derecho a reformarla o abolirla, e instituir un nuevo gobierno que base sus cimientos en dichos principios, y que organice sus poderes en forma tal que a ellos les parezca más probable que genere su seguridad y felicidad”.

Sin embargo, se eliminó del texto un párrafo crítico del comercio de esclavos.

Irónicamente, la Declaración, salvo algunos ligeros cambios, fue redactada por un propietario de esclavos: el virginiano Thomas Jefferson, de 32 años de edad, quien más tarde se convertiría en el tercer presidente de los EE.UU.

Jefferson no fue el único propietario de esclavos que firmó el documento. Aproximadamente un tercio de los firmantes de la Declaración de Independencia, tanto del Norte como del Sur, eran dueños o habían sido dueños de esclavos.

George Washington, el primer presidente de EE.UU., tenía más de 100. Adams ─el segundo presidente de la nación, y vicepresidente del gobierno de Washington─ se opuso vehementemente a la esclavitud.

El problema no se fue zanjado hasta la conclusión de la Guerra Civil, con la Proclama de Emancipación del presidente Abraham Lincoln, casi 80 años después de la firma de la Declaración de Independencia en 1776.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG