Enlaces de accesibilidad

Editorial: dinero estadounidense financia más represión en Cuba


VISITA DEL PRESIDENTE DE LA CÁMARA DE COMERCIO DE EEUU EN LA HABANA

Entre remesas y viajes La Habana recibe casi tantos millones de dólares al año como recibía de la URSS, y los arrestos políticos alcanzan cifras récord, señala Investor's Business Daily.

La publicación de negocios Investor's Business Daily (IBD) dice en un editorial que mientras que los jerarcas de la Cámara de Comercio de EE.UU. visitan La Habana en viaje de placer y llaman a Estados Unidos a comerciar con Cuba, las detenciones de disidentes en la isla han alcanzado la cifra máxima de los últimos 10 años , con 1.100 en apenas un mes. “Al parecer, los ingresos de efectivo hacen más malvado al régimen”, señala el editorial.

IBD apunta que Thomas J. Donohue, presidente y Ejecutivo Principal de la Cámara de Comercio de los EE.UU., es el más reciente entre los visitantes prominentes que han viajado al ruinoso infierno socialista de los hermanos Castro para alabar sus llamadas reformas económicas como "un buen comienzo" y pedir el fin del embargo comercial de 52 años.

Donohue se declaró complacido de estar en La Habana, y dijo estar aprendiendo mucho de los cambios que tienen lugar en Cuba.

Los cambios, sin embargo no discurren tanto en el advenimiento de vendedores de botones y cooperativas de reparación de autos, ni en la apertura de medios de comunicación privados alabada por Donohue y que fuera rápidamente bloqueada por hackers del gobierno. Para IBD los principales cambios tienen que ver con el torrente de divisas que ha inundado a Cuba en los últimos años.

El dinero –sugiere el editorial─ proviene de las remesas familiares y las nuevas formas de turismo autorizadas por el presidente Obama, mientras que el mecenas de Cuba, Venezuela, continúa enviando regalos, créditos e inversiones.

IBD observa que según cifras del Departamento de Comercio de EEUU el comercio legal entre Estados Unidos y Cuba alcanzó 506 millones de dólares en 2012, menos que los 962 millones que registró en 2008, pero todavía por encima de los 500 millones anuales.

Ese mismo año las remesas, sobre todo enviadas desde estados Unidos, se elevaron a 2,600 millones de dólares, según cálculos de Havana Consulting Group, entidad que ha concluido que las remesas constituyen el principal elemento de apoyo al sector minorista, y más de lo que ingresa la isla por su azúcar, turismo, níquel y productos famacéuticos.

Luego está el turismo, ahora permitido por la administración Obama , al parecer para visitas familiares y con fines educativos. Los viajes de los expatriados y de la izquierda suman alrededor de $2 mil millones más al año .

Investor’s Business Daily señala que todos estos salvavidas arrojados al régimen castrista han tenido un efecto notable: un puño estatal más cerrado contra los acosados activistas pro-democracia de Cuba.

Así, las detenciones políticas en Cuba alcanzaron un récord de 1.120 en mayo, y no han bajado de 1.000 en ningún mes de 2014 , lo cual coloca al régimen en camino a por lo menos 12.000 arrestos de disidentes este año, el doble de las cantidades de los dos años anteriores.

IBD se pregunta si realmente existe un vínculo entre las ganancias y la represión del régimen, y se responde con una afirmación del analista cubanoamericano Humberto Fontova: “Cuba es una dictadura militar en elmás auténtico sentido de la palabra”

Mientras se permiten cambios cosméticos con vendedores de aguacates por aquí y por allá, los únicos negocios de cierta envergadura, y los únicos que pueden tener algún interés para la Cámara de Comercio de EEUU están en manos y bajo la dirección de los militares, un sector comandado durante décadas por Raúl Castro.

Canchas de golf, hotels, tiendas en divisas donde hay de todo son administradas por el estamento militar, señaló Fontova en un discurso en Los Angeles la semana pasada, y dijo: “Mientras los militares sigan gordos y contentos, van a dejar las cosas como están....Ha habido una avalancha de dinero desde occidente, y la represión política alcanza cifras récord".

"El presidente Obama abolió las restricciones a los viajes y las remesas del Presidente Bush a tal punto que el flujo de efectivo de EEUU a Cuba en 2011-2012 fue calculado por asistentes del senador Marco Rubio en 4.000 millones de dólares anuales. Cuando era una satrapía prosoviética en los años 80 Cuba recibía entre 3.000 y 5.000 millones anuales ¿Qué embargo es éste?”, escribió Fontova via correo electrónico a IBD.

El editorial se pregunta a donde se dirige Estados Unidos con los crecientes llamados, tanto públicos como privados, a establecer relaciones más cálidas con el régimen castrista. “Todo indica que a financiar más represión”, concluye diciendo.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG