Enlaces de accesibilidad

Obama gana respaldo republicano para ataque en Siria


Una imagen cedida por la Oficina de Prensa de la Casa Blanca muestra al presidente de Estados Unidos Barack Obama (2-d), a la asesora de seguridad Susan Rice (i), al senador por Arizona y excandidato presidencial republicano en 2008 John McCain (2-i) y a

"Lo que estamos previendo es algo limitado. Es algo proporcionado. Degradará las capacidades de Assad", dijo el presidente estadounidense.

El presidente republicano de la Cámara de Representantes, John Boehner, anunció este martes que apoyará la propuesta de resolución del mandatario Barack Obama para lanzar una operación militar contra Siria.

"Apoyaré el llamado del presidente a favor de una acción" como respuesta al uso de armas químicas por parte del régimen de Bashar al Asad en un ataque el 21 de agosto a las afueras de Damasco, declaró Boehner tras una reunión de Obama con los principales líderes del Congreso en la Casa Blanca.

"Es algo que Estados Unidos, como país, debe hacer", defendió el presidente de la Cámara de Representantes. "Nuestros enemigos en el mundo deben comprender que no vamos a tolerar este tipo de comportamiento".

"También tenemos aliados en el mundo y en la región que deben saber que Estados Unidos está presente cuando es necesario", afirmó.

El apoyo de Boehner debería dinamizar la campaña lanzada por la Casa Blanca para lograr sumar apoyos y que el Congreso avale la propuesta militar de Obama contra Asad.

Obama dio la sorpresa el sábado al anunciar que pediría la autorización del Congreso para lanzar una acción militar contra Asad, rompiendo una costumbre presidencial de décadas, según la cual los presidentes se limitan a informar a los congresistas.

El Congreso está de receso hasta el 9 de septiembre, por lo que la espera de su aval aleja la perspectiva de una intervención militar inminente.

Hoy martes Obama se mostró confiado de que el Congreso votará a favor de la acción militar de Estados Unidos en Siria y dijo que Washington tenía un plan más amplio para ayudar a los rebeldes a vencer a las fuerzas del presidente Bashar al-Assad.

"Lo que estamos previendo es algo limitado. Es algo proporcionado. Degradará las capacidades de Assad. Al mismo tiempo, tenemos una estrategia más amplia que nos permitirá mejorar las capacidades de la oposición", dijo el presidente.

Por otra parte, Rusia elevó el nivel de alarma el martes tras detectar el lanzamiento de dos "objetos balísticos en el mar Mediterráneo, pero Israel dijo más tarde que había llevado a cabo una prueba de misiles conjunta con Estados Unidos.

El presidente ruso, Vladímir Putin.
El presidente ruso, Vladímir Putin.
No se informó de ningún ataque con misiles contra Siria. Fuentes estatales sirias dijeron que los misiles cayeron en el mar sin causar daños y no se registraron explosiones en la capital Damasco, según agencias de noticias rusas.

Las primeras noticias de las agencias rusas sobre el lanzamiento alteró los mercados financieros, dado que Estados Unidos ha estado preparando una posible ofensiva militar en Siria después de un supuesto ataque con armas químicas realizado por el Gobierno sirio en su guerra con los rebeldes que tratan de derrocar al presidente Bashar al-Assad.

Pero el Ministerio de Defensa israelí dijo que había probado un misil, usado como blanco para un sistema antimisiles financiado por Estados Unidos, a las 09:15 hora local (0615 GMT), casi al mismo tiempo que el radar ruso detectó el
lanzamiento.

"La trayectoria de estos objetos va desde la parte central del mar Mediterráneo hacia la parte oriental de la costa mediterránea", dijo el portavoz del Ministerio de Defensa ruso, según lo citó la agencia Interfax.

El portavoz dijo que el lanzamiento fue detectado por una estación de radar de aviso temprano en Armavir, cerca del mar Negro, que está diseñada para detectar misiles desde Europa e Irán.

No dijo quién fue el autor del lanzamiento ni si se detectó un impacto, aunque la agencia de noticias RIA citó a una fuente de las "estructuras estatales" en Siria diciendo que los objetos cayeron inofensivamente al mar.

El Ministerio de Defensa ruso se negó a hacer declaraciones a Reuters.
La embajada rusa en Siria dijo que no había signos de un ataque con misiles ni de explosiones en Damasco, según informó la agencia estatal rusa Itar-Tass.

Los sistemas de radares de alerta temprana de Siria no detectaron ningún misil acercándose a su territorio, según una fuente de seguridad siria citada por el canal de televisión libanés al-Manar.

El ministro de Defensa ruso, Sergei Shoigu, informó al presidente Vladimir Putin del lanzamiento, pero no estuvo claro inmediatamente cómo reaccionó.

El precio del barril de petróleo Brent subió más de un dólar y la bolsa de Dubai cayó después de que Rusia dijera que había detectado los lanzamientos.

El Gobierno de Assad niega ser responsable de las muertes de cientos de personas en el supuesto ataque químico del 21 de agosto.

Rusia se opone a toda intervención militar extranjera en la guerra civil siria y un funcionario del Ministerio de Defensa había criticado antes a Estados Unidos por desplegar buques de guerra en el Mediterráneo.

Moscú, el aliado más poderoso de Asad durante los más de dos años de conflicto en Siria, dice que sospecha que el ataque fue realizado por rebeldes para provocar una intervención militar.

Cinco destructores estadounidenses y un barco anfibio están en el Mediterráneo, preparados para posibles ataques contra Siria con misiles de crucero, que no son balísticos.

Funcionarios estadounidenses dijeron que el portaaviones USS Nimitz y otros cuatro barcos en su grupo de combate fueron trasladados al Mar Rojo el lunes.

"La presión aplicada por Estados Unidos causa una preocupación particular", dijo el funcionario del Ministerio de Defensa ruso Oleg Dogayev citado por Itar-Tass.

"El despliegue de barcos armados con misiles de crucero cerca de las costas de Siria tiene un efecto negativo en la situación en la región", agregó.
XS
SM
MD
LG