Enlaces de accesibilidad

Varios peloteros cubanos incursionan en Liga Profesional de Japón


Michel Abreu.

En 1997 Abreu integró el equipo Cuba “B” que participó en una serie amistosa con Nicaragua, que se realizó en varias ciudades de ese país centroamericano.

Varios peloteros cubanos han incursionado en la Liga Profesional de Béisbol de Japón, entre los que figuraron el santiaguero Orestes Destrade y el vueltabajero Omar “El Niño” Linares.

Destrade ganó tres títulos en Japón con el equipo Leones de Seibú, y posteriormente militó en los Marlins de la Florida en las temporadas de 1993 y 1994, donde decepcionó a sus parciales tras no mostrar gran poder ofensivo, todo lo contrario a lo que hizo en Seibú, donde en una campaña fue líder en cuadrangulares.

En el caso de Linares, uno de los mejores peloteros de la mayor isla de las Antillas en todos los tiempos, llegó a Japón con 35 años de edad y tras pasar sus mejores años durante su carrera de dos décadas en el equipo Cuba, con el cual ganó los principales títulos , Juegos Olímpicos, Campeonatos Mundiales, Copas del Mundo, Copas Intercontinentales, así como coronas en Juegos Centroamericanos y del Caribe y Juegos Panamericanos.

Desde la época de Linares, ningún pelotero cubano había llegado a Japón con la calidad del espigado matancero Michel Abreu, quien tiene una estatura de 1,90 metros, pesa 112 kilogramos y el 2 de enero próximo cumplirá 35 años.

En 1997 Abreu integró el equipo Cuba “B” que participó en una serie amistosa con Nicaragua, que se realizó en varias ciudades de ese país centroamericano.

En esos encuentros la máxima atración ofensiva fue precisamente Michel, quien mostró gran poder. En las Series Nacionales de Cuba jugó varias temporadas con Matanzas, hasta que hace 8 años decidió radicarse en San José, Costa Rica, con el objetivo de buscar oportunidades en la pelota profesional.

En el 2006 firmó contrato con la organización de los Mets de Nueva York, en las Grandes Ligas. Primero lo asignaron a la clase “A” en el equipo de Port ST. Lucie, en la Liga de la Florida, y después jugó en la Doble “A” en la novena de Binghamton y en la Triple “A” en Buffalo y New Orleans.

Pese a conectar 51 jonrones en tres temporadas en esos equipos, nunca los Mets lo subió a las ligas mayores. Abreu al ver que no le dieron la oportunidad en la Gran Carpa, decidió jugar en la Liga Mexicana y en tres temporadas con los equipos de Tabasco y Monterrey disparó 67 jonrones e impulsó más de 250 carreras.

En el 2012 Abreu fue líder en cuadrangulares en la Liga de México con 29 bambinazos y 106 impulsadas. Ante esa gran fuerza al bate mostrada con el decursar de los años, el equipo Hokkaido Noppon Ham Fighters, de la Liga del Pacífico de Japón decidió firmar al espigado inicialista matancero.

Desde abril pasado hasta este 2 de julio Abreu figura segundo en jonrones en esa Liga, con 19, además de que acumula 47 carreras impulsadas y batea para 288 en 68 partidos disputados. Michel es una garantía en primera base con una excelente defensiva.

Con estos números Abreu pudiera extender su presencia en Japón, y para mantenerse activo, regresar a la Liga de México, donde actualmente juegan por segunda vez en la historia tres peloteros de las Series Nacionales de Cuba, entre ellos el ídolo de Campechuela, en Granma, Alfredo Despaigne, quien tiene récord para una campaña en jonrones..

En la Liga de Japón juegan unos cuantos peloteros latinos, entre ellos el pitcher Vicente Padilla, de Nicaragua, así como Héctor Luna, José López y el dominicano Tony Blanco, líder en jonrones con 25.
XS
SM
MD
LG