Enlaces de accesibilidad

Obama: "Naturalmente, para un afroamericano, un presidente africano americano, poder visitar este lugar, creo, me da aún más motivaciones en términos de derechos humanos en todo el mundo".

El presidente norteamericano, Barack Obama, visitó este jueves la isla de Gorea, símbolo de la trata de esclavos a poca distancia de Dakar, acompañado por su esposa Michelle y sus dos hijas, en una emotiva escala de su gira que según dijo el mandatario, le da "más motivos para defender los derechos humanos".

"Es un testimonio de lo que puede ocurrir cuando no vigilamos la defensa de los derechos humanos", dijo Obama, describiendo la visita como "un momento muy fuerte".

El mandatario hizo esta declaración después de visitar en la isla de Gorea la Casa de los Esclavos y su célebre puerta "sin retorno" que se abre hacia el Océano Atlántico.

"Naturalmente, para un afroamericano, un presidente africano americano, poder visitar este lugar, creo, me da aún más motivaciones en términos de derechos humanos en todo el mundo", señaló.

De esta isla, que se encuentra a unos 4 km de Dakar, salieron muchos de los aproximadamente 12 millones de africanos que durante tres siglos cruzaron el Océano Atlántico encadenados. Sus vidas y sus libertades fueron negociadas en los mercados de esclavos de Estados Unidos.

Barack Obama, un mestizo cuyo padre era keniano, viajó acompañado a Gorea por su esposa Michelle, una descendiente de esclavos, y sus hijas Malia y Sasha.

Sus predecesores Bill Clinton y George W. Bush también visitaron la isla de Gorea en 1998 y 2003, una ceremonia imprescindible para todas las personalidades que llegan a Dakar.
XS
SM
MD
LG