Enlaces de accesibilidad

Senado de EEUU aprueba enmienda clave de ley migratoria


Foto de archivo
El Senado aprobó el miércoles una enmienda que incluye la inversión de 30.000 millones de dólares en seguridad fronteriza y que ajusta el proyecto original a algunas demandas de los republicanos para poder aprobar esta semana una reforma migratoria que brinde la opción de la naturalización a 11 millones de inmigrantes sin papeles.

Quince republicanos se sumaron a los 52 demócratas y dos independientes -que suelen votar con los demócratas- para aprobar la moción y superar cómodamente el mínimo requerido de 60 votos, de 100 posibles. La votación fue 69-29.

Los votos en contra incluyeron a cuatro de los cinco republicanos que ejercen funciones de liderazgo en su bancada. Roy Blunt de Misuri, vicepresidente de la Conferencia Republicana y quinto en la línea jerárquica, no votó.

El resultado del miércoles avizora que el proyecto de ley contará con más de 60 votos cuando sea votado por el pleno del Senado el jueves o viernes.

El jefe de la bancada mayoritaria, el demócrata por Nevada Harry Reid, convocó para el jueves una votación para finalizar el debate sobre el proyecto de ley, el último paso previo a la aprobación definitiva del proyecto de ley.

Sin embargo, el presidente de la cámara baja, el republicano por Ohio John Boehner, reiteró el miércoles que no planea someter a votación en el pleno de representantes la versión del Senado.

La enmienda elaborada por los senadores republicanos John Hoeven (Dakota de Norte) y Bob Corker (Tenesí) incluye duplicar la cantidad de agentes de la Patrulla Fronteriza, extender la cerca 1.100 kilómetros (700 millas) e invertir miles de millones de dólares en equipos como aviones no tripulados, radares y monitores antisísmicos a un costo de 30.000 millones de dólares.

Las empresas estarían obligadas a verificar el estatus legal de quienes aspiren a ser sus empleados y el gobierno federal deberá instalar un sistema de alta tecnología para registrar las entradas y salidas de extranjeros en los principales aeropuertos estadounidenses.

Otras áreas de la legislación aumentarían la cantidad de visas para trabajadores de alta calificación, requeridos por las empresas tecnológicas. Un programa separado sería creado para trabajadores de escasa calificación, y los trabajadores agrícolas serían admitidos como parte de un programa temporal.

Algunos trabajadores agrícolas sin papeles podrían obtener la residencia permanente en cinco años.

El republicano por Iowa Chuck Grassley reiteró justo antes de la votación las críticas expresadas por un sector de su bancada a la enmienda y al proyecto de ley en general.

"Se arroja dinero en la frontera, pero no hay rendición de cuentas sobre cómo lograr metas. Necesitamos ver resultados, pero el único resultado asegurado es la legalización (de inmigrantes sin papeles). Legalización primero y seguridad fronteriza después", indicó.

Ambas bancadas negociaron durante la jornada la posibilidad de votar otras enmiendas, pero la sesión culminó el miércoles sin que hubiera ocurrido.

Grassley dijo haber rechazado una oferta demócrata para votar la tarde del miércoles 35 enmiendas, incluyendo 17 republicanas, alegando que los demócratas escogieron solamente las enmiendas que les permiten obtener votos republicanos adicionales.

"Me siento usado y abusado en este proceso. En definitiva, si estás contra este proyecto de ley, no tiene caso seguirlo debatiendo. Debemos llevar nuestra historia a la otra cámara", dijo Grassley tras quejarse de que apenas han sido votadas 10 enmiendas al proyecto de ley pese a que fueron presentadas 550.

El senador demócrata por Nueva York Chuck Schumer acusó a los republicanos de incurrir en tácticas dilatorias con el objeto de entorpecer la aprobación de la reforma migratoria.

"Tienen ese plan, bloquear votos por dos semanas y luego quejarse de que no pueden realizar votos suficientes", indicó.

Los senadores republicanos Rob Portman (Ohio) y Saxby Chambliss (Georgia) gestionan la inclusión de sus propuestas para que la aplicación del E-Verify sea más estricta y pretenden aumentar los requisitos para que los trabajadores agrícolas puedan obtener la residencia permanente, respectivamente.

El E-Verify es una base de datos actualizada por el gobierno federal que permite a los patronos verificar si sus empleados están autorizados para trabajar en Estados Unidos.

El senador demócrata por Vermont Patrick Leahy anunció el miércoles que desistirá de presentar su enmienda para que la reforma migratoria incluya a las parejas homosexuales. Afirmó que no es necesario tras el fallo anunciado por la Corte Suprema.

Los cuatro republicanos autores del proyecto de ley original habían advertido a Leahy que de presentarse esa enmienda se verían obligados no solo a votar en su contra, sino a retirarse abruptamente del grupo bipartidista de ocho senadores.

Desde que la enmienda Hoeven-Corker fuera presentada la semana pasada, los ocho autores del proyecto de ley original han expresado su expectativa de que el proyecto de ley sea aprobado en el Senado con 70 votos a fin de presionar a la cámara baja a votar una reforma migratoria con un enfoque similar.

Según el plan que avanzó en la cámara alta, los inmigrantes sin documentación podrán legalizarse mientras se implementan las nuevas medidas de seguridad fronteriza, pero sólo podrán obtener la residencia permanente cuando la implementación haya concluido.

Se espera que el Senado apruebe el proyecto de ley el jueves o viernes, y el próximo paso corresponderá a la cámara baja dominada por republicanos, donde conservadores de ese partido se oponen a otorgarles ciudadanía a personas que viven en el país sin autorización.

"No vamos a llevar la versión del Senado", dijo Boehner durante una reunión que sostuvo el miércoles con otros congresistas republicanos, según el representante republicano por Florida John Fleming.

Divisiones internas entre los republicanos, combinado a una disidencia demócrata importante, significó que la cámara baja no lograra los votos necesarios para aprobar la semana pasada una ley agrícola, y no está claro si Boehner podrá consolidar una mayoría para darle un enfoque propio a la ley migratoria.

Además, el reglamento de la cámara baja garantiza a la minoría demócrata la posibilidad de tener un voto de la cámara en el pleno según sus preferencias, y no está claro si intentarán someter a votación la versión del Senado.

La Comisión Judicial de la Cámara de Representantes aprobó el miércoles un proyecto de ley para darle carácter obligatorio al E-Verify en dos años, comparado al plazo de cuatro años estipulado en la versión del Senado.

La comisión ha aprobado hasta el momento tres proyectos de ley separados y con énfasis en medidas represivas de la inmigración no autorizada. Por ejemplo, la semana pasada se presentó un proyecto de ley que busca aplicar duras penas a cualquier persona que se encuentre en Estados Unidos sin autorización. Los demócratas calificaron la legislación como peligrosa.

En el mejor de los casos, las negociaciones entre ambas cámaras podrían comenzar cuando el Congreso reanude sus actividades otoñales a partir del 9 de septiembre.

El presidente Barack Obama ha reiterado su expectativa de que el Congreso culmine la reforma migratoria antes de su receso veraniego previsto a partir del 2 de agosto.
XS
SM
MD
LG