Enlaces de accesibilidad

Condenan a 9 años de cárcel a empresario canadiense en Cuba


El empresario canadiense Sarkis Yacoubian en el Tribunal Municipal "Diez de Octubre" para la segunda vista de su juicio a puerta cerrada en La Habana (Cuba).

Su abogado dice que quedó perplejo al recibir la noticia, luego de delatar a otras compañías y ejecutivos extranjeros presuntamente involucrados en actos de corrupción en Cuba.

El diario The Toronto Star informa citando a familiares que el empresario canadiense Sarkis Yacoubian, detenido en Cuba en 2011 por cargos de corrupción, fue condenado a nueve años de cárcel.

El ejecutivo de la empresa TriStar Caribbean tenía la esperanza de salir en libertad o recibir una pena más leve por haber colaborado con las autoridades cubanas delatando a otros miembros de la comunidad empresarial extranjera en Cuba, pero según su hermano, Krikor Yacoubian, se quedó perplejo cuando su abogado cubano le comunicó la noticia tres semanas después del juicio celebrado a fines de mayo.

“Estuvo un rato callado, como un minuto”, dijo Krikor al Toronto Star. “Sin lágrimas ni furia. Y después dijo, ‘Está bien, vamos al siguiente paso’”.

El paso siguienteserá dar una larga batalla para tratar de que Yacoubian, de 53 años, sea trasladado a Canadá para cumplir en ese país su sentencia.

El Star recuerda que Canadá firmó un tratado con Cuba en 1999 según el cual las condenas de cárcel “impuestas por la República de Cuba a ciudadanos canadienses deben cumplirse en Canadá”, siempre que “ambas partes estén de acuerdo”.

Las fuentes familiares precisaron que el primo y asociado comercial de Yacoubian, un libanés llamado Krikor Bayassalian, fue sentenciado a cuatro años de cárcel como coacusado.

Arrestado en julio del 2011 y detenido sin que se le formularan cargos,Sarkis Yacoubian fue acusado formalmente en abril pasado de soborno, evasión de impuestos y “actividades que dañan la economía”.

Los fiscales argumentaron que Yacoubian sobornó a por lo menos una docena de funcionarios estatales en diversas formas, desde invitaciones a cenar hasta tarjetas telefónicas prepagadas y dinero en efectivo, a fin de obtener o continuar lucrativos contratos con empresas estatales. El encartado negó muchas de las acusaciones en el caso de soborno y rechazó las acusaciones de evasión de impuestos y de daños a la economía .

En una entrevista anterior con el diario de Toronto el hombre de negocios de origen armenio reveló que en su cooperación con los investigadores mencionó a más de 12 compañías y ejecutivos extranjeros presuntamente implicados en actos de corrupción, y detalló cómo se habían efectuado las operaciones.

Otro empresario canadiense, Cy Tokmakjian, de 73 años, fue arrestado en La Habana en septiembre del 2011 y está pendiente de juicio. Es el ejecutivo principal de Grupo Tokmakjian, otra compañía de transporte y comercio valorada en 80 millones de dólares que es una de las mayores operaciones comerciales extranjeras en la isla.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG