Enlaces de accesibilidad

¿Cuándo la afición cubana podrá vestir la camiseta de su equipo?


ARCHIVO. Seguidores del Villa Clara apoyan a su equipo.

Aunque los aficionados busquen una que otra banderola y se las ingenien para llevar una mascota de peluche, dos trompetines y un tambor, al jolgorio de las bolas y los strikes le falta color.

La fiesta del béisbol cubano está llegando a su final con los encuentros entre Matanzas y Villa Clara. Al jolgorio de las bolas y los strikes le falta color, aunque los aficionados busquen una que otra banderola y se las ingenien para llevar una mascota de peluche, dos trompetines y un tambor, algunos fanáticos se quejan ante las pocas opciones que les da el mercado cubano.

Eliécer Palma Pupo es uno de esos cubanos que no pone reparos a la hora de disfrutar de un buen partido de pelota, lo mismo asiste a la temporada de la Liga Azucarera, a los partidos escolares, que se monta en un camión y recorre las veinte millas que separan su municipio San Germán de la capital provincial para entrar al estadio Calixto García, en Holguín y ver la Serie Nacional.

“La gente quisiera mandarse a hacer un pulóver de su equipo, pero tienen que ir con lo que tienen. Estámos muy lejos de hacer eso, que es muy bonito. Eso lo hacen varios países, he visto que lo hacen en la NBA, como la gente que le van al Miami Heat van todos vestidos de blanco. En Cuba quisiéramos, pero no se puede por un problema económico”, dice Palma.

En la actualidad hay estadios a los que solo se puede entrar con una bandera si estás dentro de una ‘peña deportiva’, esa especie de club de fans, que en ocasiones sirven para pedir la libertad de los espías presos en los Estados Unidos o asistir a veladas que prepara el Partido Comunista, explica el holguinero.

please wait

No media source currently available

0:00 0:01:52 0:00

Disciplinarse, disciplinarnos
Para Eliécer Palma, la referencia que ha hecho el periódico Granma sobre la disciplina en los estadios va directa al arbitraje, que anda muy mal, y también desluce la maltrecha salud de lo que todos llaman “el pasatiempo nacional”.

Rolando Pérez, integrante de la peña “El guajiro Peña”, en Florida, Camagüey, cree que “hay que esperar a que la serie esté en los finales, porque en la etapa regular no tiene el interés necesario, ya que la pelota ha decaído mucho en su calidad”.

La disciplina ha hecho sufrir al espectáculo en los últimos tiempos, y el ex estelar Víctor Mesa cuenta con el triste récord de ser el manager más veces expulsado y perdonado a la vez, como premio recibió la encomienda de llevar a la selección nacional al último Clásico Mundial.

El periódico Granma conminó, en su edición del lunes a calmar los ánimos en los estadios, sin hacer alusión directa al director Mesa. “En el penúltimo juego, -dice Rolando- al árbitro Melchor Fonseca lo empujó y le hizo de todo y no lo botaron, pero al otro día César Valdés no aguantó lo mismo y sí lo expulsó del juego”, concluye.

please wait

No media source currently available

0:00 0:01:59 0:00

Alternativas
Ariel Felipe es un amante del deporte, la pelota es su pasión y aunque sabe que pudiera “haber más”, cree que son tiempos de cambios y “que cada aficionado irá buscando sus alternativas de cómo ponerse su pulóver alegórico al equipo al que pertenece”, afirma.

En coincidencia con la final de los play off, Cuba ha anunciado que regresa a la Serie del Caribe, un evento al que no asistía desde el año 1960, cuando decidió cambiar del “deporte rentado” al “deporte revolucionario”, según la nomenclatura asignada por los ideólogos de La Habana.

Ariel cree que “esos cambios se hacen un poco tarde, eso tenía que haberse hecho hace muchos años, es bueno porque los peloteros están muy embullados conque pueden ir al Clásico Mundial y el permiso para la Serie del Caribe es una noticia fantástica”, finaliza.

Ante el deslucimiento de los espectáculos deportivos, las críticas de los cronistas deportivos de los medios oficiales y la desilusión de la fanaticada en la isla, los sustentadores del béisbol cubano han tomado algunas medidas.

La riada de estrellas y prospectos que escapan en busca de un mejor futuro y logran hacerse un espacio en las Ligas Mayores, son una verdad como una piedra y las autoridades han tomado carta en ello.
  • 16x9 Image

    Luis Felipe Rojas

    Luis Felipe Rojas Rosabal, 1971. Narrador, poeta y realizador audiovisual. Tiene publicados -entre otros- los poemarios Para dar de comer al perro de pelea (2013) y Máquina para borrar humanidades (2015). Conduce el programa Contacto Cuba, de Radio Martí. Periodista dedicado al tema de los Derechos Humanos, ha recibido seminarios de la Universidad Internacional de la Florida (FIU) y la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP). Lector voraz, amante del running, las artes plásticas y la música alternativa. Es autor del blog Cruzar las alambradas . Siga a Luis Felipe Rojas en @alambradas.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG