Enlaces de accesibilidad

¿Es cierto que los particulares no pueden revender los autos que le fueron vendidos por el estado?


¿Es cierto que los particulares no pueden revender los autos que le fueron vendidos por el estado?

No es cierto, la ley permite el libre traspaso de los vehículos entre particulares.

No hay distinción entre los propietarios de vehículos, da igual si se trata de un vehículo norteamericano de antes de 1959 o si se trata de un vehículo nuevo recientemente comprado. Todos podrán ser libremente vendidos por sus titulares o propietarios y comprados por cualquier cubano o extranjero residente permanente.

Antes de la liberación existían restricciones para los carros vendidos o asignados por el gobierno, principalmente el parque de autos soviéticos que era vendido por centros de trabajo a determinados cuadros u obreros destacados.

Pero esas prohibiciones cesaron con las nuevas leyes.

En el caso de los autos adquiridos por las cartas de autorización otorgadas por el estado, las cartas son intransferibles, comprar el auto es un derecho que solo podrá ejercer la persona autorizada, pero una vez comprado se trata de un vehículo libre de traspaso que puede ser vendido por el comprador sin ninguna restricción.

Los carros que han sido comprados en dólares pueden ser revendidos por sus propietarios a terceros sin importar si se tratan de vehículos nuevos o de uso.
tampoco hay restricciones de ventas por marcas o modelos, todos los autos particulares podrán ser revendidos a terceros.

No existen restricciones de precios, las personas que participen en el acto de compraventa podrán fijar libremente los precios para este tipo de operaciones.
Cualquier auto vendido en estas condiciones podrá ser reinscrito en el registro de vehículos a nombre del nuevo titular.

La venta de particulares a extranjeros no está permitida. Muchos extranjeros compran vehículos antiguos en Cuba utilizando a testaferros o prestanombres para que sirvan de propietarios.

Este es una causal que pudiera motivar la anulación de la compraventa o la confiscación del auto, pero el gobierno tendría que probar que el titular del vehículo no es su legítimo propietario y que un extranjero es el verdadero titular del vehículo.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG