Enlaces de accesibilidad

A las 17 horas aproximadamente arribó al aeropuerto José Martí el avión que traía de regreso a su patria al joven Eliecer Ávila, había terminado su gira por varios países donde había sido invitado sin que se congestionaran los cielos como había pronosticado Ricardo Alarcón que sucedería cuando los cubanos pudieran ejercer el derecho numero 13 de la Declaración Universal de DDHH, pero la congestión que no se produjo en los cielos, sí fue producida por los agentes de la seguridad del aeropuerto que lo retuvieron tres horas.

Afuera lo esperábamos algunos amigos, su novia y su padre que preocupados por la tardanza después de haber visto salir todos los pasajeros del vuelo preguntábamos a los custodios sin que se nos diera una respuesta acertada, al fin después de tantos cuestionamientos uno de los custodios nos orienta a la 70, una oficina de agentes de la seguridad del aeropuerto, cerca de las 21 horas salió de su interior Eliécer, no quiso hacer comentarios, se veía agotado por lo que se retiró rápidamente.

Es de destacar que a pesar de que muchos opositores que han viajado al exterior siendo su actuación noticias en la prensa universal, la prensa internacional acreditada en Cuba en pocas ocasiones se ha hecho eco de estos gestos patrióticos, su ausencia en la despedida o llegada de los opositores ha sido normal.

Quizás cuiden sus dádivas, privilegios y prebendas que el estado le garantiza a todo el que le garantiza al estado el silencio necesario para no desacreditar el poder.

Entre cobardía y prudencia existe un límite, lástima que la prensa en Cuba pocas veces sepa definirlo.

Publicado por Agustín López Canino en el blog Dekaisone en el 27 de Mayo de 2013.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG