Enlaces de accesibilidad

Ejército sirio entra en el bastión rebelde de Quseir


Siria - El ejército sirio sigue bombardeando zonas residenciales. Archivo.

"El ejército sirio controla la principal plaza de Quseir en el centro de la ciudad, así como los edificios cercanos"

El ejército sirio, apoyado por el poderoso partido chiita libanés Hezbolá, entró este domingo en el centro de Quseir, bastión de los rebeldes en la provincia de Homs (centro), un día después de que el presidente Bashar Al Asad reafirmara que no piensa abandonar el poder.

La oposición denunció este asalto "brutal y destructivo" de la ciudad de Quseir y advirtió que este ataque podría "restar todo sentido" a la conferencia de paz propuesta por Washington y Moscú.

"El ejército sirio controla la principal plaza de Quseir en el centro de la ciudad, así como los edificios cercanos, entre ellos el de la municipalidad, donde los soldados han colocado una bandera siria" indicó una fuente militar.

"Si el ejército logra tomar el control de Quseir, toda la provincia de Homs caerá" en manos del régimen, estimó Rami Abdel Rahman, director del Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), que sustenta sus informaciones en una amplia red de militantes y fuentes médicas y militares.

El asalto terrestre fue lanzado este domingo tras una serie de ataques aéreos y tiros de mortero que dejaron al menos 30 muertos, entre ellos una mujer y 16 rebeldes, según un nuevo balance del OSDH.

Poco después, estallaron encarnizados enfrentamientos en los accesos de entrada de la ciudad defendidos por los rebeldes frente a tanques del ejército y combatientes del Hezolá chiita. Los combatientes de Hezbolá, aliado del régimen de Bashar Al Asad, "desempeñan un rol central en esta batalla" subrayó Abdel Rahman.

Desde hace varias semanas, el ejército apoyado por combatientes del Hezbolá y de milicianos pro-régimen, intentan tomar Quseir, bastión rebelde del centro del país que resiste desde hace más de un año. Varias localidades en torno a esta ciudad ya fueron retomadas por las fuerzas del régimen.

Quseir es considerada como una ciudad estratégica ya que se encuentra entre la capital y la costa mediterránea, y además está ubicada cerca de la frontera libanesa.

La Liga Árabe convocó una reunión de urgencia para el jueves, a raíz de las demandas del opositor Consejo Nacional Sirio (CNS) de que "detengan la masacre en Quseir".

El Consejo Nacional Sirio (CNS), principal coalición nacional de la oposición, denunció el "bombardeo brutal y destructivo" de Quseir así como los "intentos de invadir y borrar la ciudad y a sus habitantes del mapa a manos de las fuerzas de Hezbolá".
XS
SM
MD
LG