Enlaces de accesibilidad

Vecinos de San Francisco de Paula temen contaminación con plomo


Empresa fundidora de plomo "Hermanos Ruiz Aboy", San Miguel del Padrón, La Habana.

El humo tóxico penetra en las viviendas de la zona, ya que la chimenea desde hace años colapsó y se encuentra a una altura inadecuada.

En diversos países latinoamericanos han ocurido accidentes mortales debido a escapes y las contaminaciones resultantes. México es el segundo país con mayor número de muertes con 14 000 decesos por años atribuibles a la contaminación del aire, siendo superada por Brasil, con 23 000 muertes. Argentina ocupa el tercer lugar con 10 000. Pero no solo estos países presentan estos problemas. Cuba no está exenta de ellos.

Vecinos de San Francisco de Paula, en el municipio San Miguel del Padrón, se quejan desde hace años por la contaminación ambiental, provocada por la empresa fundidora de plomo ¨Hermanos Ruiz Aboy¨, sita en la calle Sol entre Mango y Romanich, y aseguran que hasta ahora ninguna autoridad gubernamental ha mostrado interés en resolver este problema.

Aseguran varios vecinos, entre ellos Fernando Lara Fernández, que en su barrio varias personas han fallecido de cáncer debido al plomo que suelta el humo de las baterías quemadas en la fundición.

El humo tóxico penetra en las viviendas de la zona, ya que la chimenea desde hace años colapsó y se encuentra a una altura inadecuada.

Gerni Gonzales González refiere que el año pasado hicieron pruebas de sangre a todos los vecinos de la zona. A las muchas personas que se quejaron y expresaron su preocupación, les comunicaron que esa empresa sería retirada porque "varias personas habían muerto de cáncer debido al plomo en la sangre".

Luis Manuel Fumero García y su esposa Gerni González explicaron que su hijo, de 7 años, padece de asma bronquial desde que se mudaron a este barrio, por lo que han tenido que enviar al niño a vivir a casa de su abuela.

Los vecinos se quejan de que todas las mañanas, cuando empiezan a quemar sacos llenos de baterías de autos para extraer su plomo, el humo tóxico invade la localidad y envenena los pulmones de los residentes.

La fundición "Hermanos Ruiz Aboy" fue construida en 1948. En 1962, sus dueños la cedieron al Estado con la condición de que no le cambiaran el nombre. En la actualidad es operada por FUNALCO, una empresa extranjera.

Este artìculo de Michel Iroy Rodríguez Ruiz fue publicado originalmente en Primavera Digital.
XS
SM
MD
LG