Enlaces de accesibilidad

Cólera y dengue suman 800 casos en la isla


Cafetería en La Habana, Cuba, donde se puede ver un cartel alusivo al control sanitario tras los casos del cólera.
Al menos una veintena de personas padecen de cólera en Cuba. Los casos se reportan desde todas las provincias del país, excepto Isla de la Juventud y Sancti Spiritus, aseguró desde la isla una doctora, en condición de anonimato.

ARCHIVO. El ministro de Salud Pública de Cuba, Roberto Morales Ojeda.
ARCHIVO. El ministro de Salud Pública de Cuba, Roberto Morales Ojeda.
Cada jueves, el ministro de Salud Pública, Roberto Molares Ojeda, encabeza una audioconferencia desde la sede central en la capital cubana, donde participan los miembros del consejo provincial de salud de las 16 provincias y los 169 municipios.

En las reuniones semanales, Morales Ojeda insiste en llamar estos casos “enfermedades de transmisión digestivas”, a pesar de que los galenos saben que este no es más que un eufemismo para encubrir la proliferación de cólera y dengue, indicó la doctora, quien también alertó de la aparición de casos de hepatitis.

El periodista independiente Iván García informó en contacto con Martí Noticias de la existencia de más de 300 casos de hepatitis en toda la isla, sobre todo de tipo B, de acuerdo con informes de sus fuentes en Salud Pública.

Por su parte, la especialista en Medicina afirmó que en todos sus años como doctora, “nunca había percibido tanta dejadez en el sistema de la salud de la isla. Tantos profesionales y ninguno somos capaces de preguntar cuando se habla de la enfermedad si eso no es sinónimo de cólera”.

Según sus cuentas tras cada parte semanal, en todo el país la cifra de enfermos por cólera y dengue ascendería a 800 casos.

El propio ministro informó de la contaminación de 80 mil pozos en todo el país y más de 500 mil microvertederos en alarma en La Habana, Holguín y Santiago de Cuba.

ARCHIVO. Un hombre fumiga una pescadería contra el Aedes Aegypti (mosquito transmisor del dengue).
ARCHIVO. Un hombre fumiga una pescadería contra el Aedes Aegypti (mosquito transmisor del dengue).
Otro de los temas preocupantes reportados es la deficiente capacidad de personal para el trabajo de fumigación y el autofocal, además del robo del petróleo necesario para las motobombas, razón por la que se han multado e incluso puesto en prisión más de 300 personas en el país, según datos del ministro, citados por la doctora.
Por este motivo en La Habana “unas cuantas personas han sido sancionadas”, coincidió García, quien enfatizó que, a pesar de que la cifra de enfermos no alcanza niveles de epidemia, la situación en la capital “está al límite”.

please wait

No media source currently available

0:00 0:02:23 0:00

De igual modo se expresó el periodista independiente Alejandro Tur Valladares, de Cienfuegos, quien ejemplificó con la carencia de un sistema de acueducto y alcantarillado en Palmira, uno de los lugares donde más incidencia han tenido estos padecimientos.

Hasta el momento no se ha reportado oficialmente ningún fallecimiento por estos motivos en las reuniones de marras, pero “le aseguro que muchos ancianitos sí han fallecido”, advirtió la doctora. Mientras, familiares de los enfermos comienzan a mirar con recelo los diagnósticos imprecisos.

El residente en Guantánamo Jorge Corrales, quien permaneció ingresado con dengue en el hospital de la ciudad en noviembre de 2012, dijo a Martí Noticias que su enfermedad le fue confirmada casi por accidente al presenciar la discusión entre dos doctores que decidían a cuál sala llevarlo.

Corrales afirmó que, a pesar del secretismo con que las autoridades manejan las cifras, los enfermos y los fallecidos por dengue o cólera se conocen por los síntomas que los aquejan y por las medidas de precaución que se toman en el cementerio para enterrar los cuerpos.

“En el cementerio cuando van a enterrar un caso de cólera por las medidas que toman la gente de Comunales que trabaja en el cementerio, se sabía por qué había muerto, aunque no se dijera,” explicó.
please wait

No media source currently available

0:00 0:04:02 0:00

En experiencia de la doctora, muchos de los médicos que acatan a pie juntillas los eufemismos del ministro, los hacen con la esperanza de una lucrativa misión o un puesto superior en la cadena de mando.

Además, confirmó la veracidad de los primeros brotes de cólera reportados desde Manzanillo, en Granma, por la prensa independiente cubana. En esa ocasión, el gobierno amenazó a todo el que se atreviera a revelar cualquier información al respecto. Achacaron los síntomas a otras enfermedades post médicas y no se dio la cifra exacta, añadió.

XS
SM
MD
LG