Enlaces de accesibilidad

Venezuela: Cuba da, Cuba quita


ARCHIVO: Hugo Chávez y el comandante Ramiro Valdés Menéndez en el 2009 en Caracas.
La mayor esperanza de la oposición venezolana para deshacerse pronto del presidente Maduro y del chavismo está puesta nada menos que en los militares cubanos

Para ser exactos, la apuesta es militar por partida doble. Los demócratas venezolanos creen en estos momentos que el chavismo puede acabarse abruptamente por un pronunciamiento de los generales venezolanos. De unos generales que – en su mayoría - se sienten profundamente humillados por la preponderancia que tienen en Venezuela 300 asesores militares cubanos a los que trajo en su día Chavez para estructurar la defensa de la República y dotar de mayor eficiencia todo el Ejército nacional.

Estas esperanzas se han visto reforzadas por la detención a finales de abril del general Antonio Rivero. Oficialmente, ese general ha sido acusado de haber participado “de forma notoria” en las protestas antigubernamentales del día siguiente a los comicios generales, unas protestas violentas que se saldaron con la muerte de diez personas.

Y si es cierto que Rivero fue uno de los protagonistas más notables de la protesta por el presunto fraude electoral, que la oposición sigue invocando pues no ha reconocido aún los resultados de esas elecciones, en los estamentos militares y políticos democráticos venezolanos impera la convicción de que los incidentes no fueron más que un pretexto para cerrar un viejo ajuste de cuentas con el general disidente.

Según esa interpretación de los hechos, la inquina chavista contra Rivero dataría, -del año 2010, cuando el general se quejó públicamente de que el Gobierno hubiera hecho de los 300 asesores cubanos el auténtico cerebro –y posiblemente hasta el poder-de las fuerzas armadas nacionales.

Los lamentos de Rivero encontraron inmediatamente amplio eco en el ambiente militar venezolano y la represión de que es objeto desde entonces - y ha culminado ahora con su detención - constituye una campaña intimidatoria para impedir que el descontento militar desemboque en un golpe de Estado.
XS
SM
MD
LG