Enlaces de accesibilidad

Destacan fracasos de Cuba en su búsqueda de petróleo


Foto de archivo.

Las compañías petroleras internacionales han decidido irse de Cuba, porque el oro negro no aparece por ninguna parte.

La periodista Mary Anastasia O’Grady escribió este miércoles en el diario Wall Street Journal, que hasta ahora todos los planes que ha venido haciendo el Gobierno de Cuba para enriquecerse rápidamente han fracasado.

O’Grady señaló que la semana pasada, el diario floridano Sun Sentinel reportó que después de haber invertido casi 700 millones de dólares durante una década, las compañías energéticas de diferentes parte del mundo han abandonado la búsqueda de petróleo en aguas profundas frente a la costa norte de Cuba cerca de Florida, porque la búsqueda de petróleo ha sido infructuosa.

Señaló también que CubaStandard.com había reportado el viernes pasado que la plataforma de perforación utilizada por la compañía petrolera rusa OAO Zarubezhnet abandonará las aguas cubanas el 1 de junio con destino a Asia.

El especialista petrolero Jorge Piñón, manifestó al Sun Sentinel, que las compañías están diciendo: "No podemos gastar más capital en esta exploración de alto riesgo. Preferimos ir a Brasil, preferimos ir a Angola, preferimos ir a otros lugares en el mundo donde los desafíos tecnológicos y geológicos son menos".

O’Grady recordó que no es la primera vez que la "dictadura" cubana piensa que ha encontrado un atajo hacia la riqueza. En 1970 puso toda su fe en la "cosecha de diez millones de toneladas de azúcar", que se comprometió a producir para no depender de la Unión Soviética, y obligó al pueblo cubano a trabajar en los campos de caña. "Fracasó".

Luego vino la promesa de un auge petrolero. Pero la estatal brasileña Petrobras renunció a la perforación en alta mar en aguas cubanas en 2011. Luego Repsol siguió idéntico camino en mayo de 2012. La plataforma de aguas profundas que estaba usando se pasó entonces a la estatal Petronas de Malasia, que también se fue con las manos vacías. PDVSA de Venezuela tampoco tuvo suerte.

Ahora se anuncia que la segunda plataforma que había estado en uso se dirige a Asia. O sea, que la semana pasada llegó el final de la perforación en aguas poco profundas en Cuba.

O' Grady considera que La Habana no sólo ha perdido la fuente de divisas que esperaba, sino también una forma de presionar a Estados Unidos --a través de la amenaza de derrames y las oportunidades que se perderían empresas norteramericanas-- incluso a levantar el embargo, sin tener que hacer concesiones en materia de derechos humanos.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG