Enlaces de accesibilidad

Responde OFAC a congresistas sobre viaje a Cuba de Beyoncé


Beyonce en La Habana

Insatisfechos con "respuesta vaga", Ros-Lehtinen y Díaz-Balart afirman que los artistas se tomaron vacaciones disfrazadas de programa cultural, y que los viajes "de pueblo a pueblo" equivalen a turismo.

Autoridades de la Tesorería de Estados Unidos explicaron el martes que, a su entender, la cantante estadounidense Beyoncé Knowles y su esposo Jay-Z viajaron a Cuba “ en virtud de un viaje de intercambio educacional organizado por un grupo autorizado por la OFAC (Oficina de Control de Activos Extranjeros) a patrocinar y organizar programas de promoción de contactos de pueblo a pueblo en Cuba".

La explicación forma parte de una carta enviada por Alastair Fitzpayne, asistente del secretario del Tesoro para asuntos legislativos, a los representantes cubanoamericanos Ileana Ros-Lehtinen y Mario Díaz Balart, en respuesta a otra cursada por ellos la semana pasada.

En su misiva, los dos congresistas preguntaban a la OFAC qué clase de licencia se había concedido para viajar a la isla a las dos célebres figuras de la música estadounidense, considerando que medios de prensa internacionales y oficiales cubanos describían su visita como un viaje turístico. Beyonce y Jay-Z celebraron la semana pasada su quinto aniversario de bodas en La Habana.

En su respuesta la dependencia gubernamental tomó cierta distancia de las actividades de la pareja en Cuba al remarcar que "las organizaciones con licencia para viajes de pueblo a pueblo deben certificar por escrito a la OFAC que cualquier viaje que lleven a cabo consistirá en un horario de tiempo completo para actividades educativas que den lugar a una interacción significativa entre los viajeros y personas en Cuba".

A los estadounidenses no se les permite viajar a Cuba para meras actividades turísticas, aunque pueden obtener permisos para viajar con fines académicos, religiosos, periodísticos, culturales o de intercambio educacional. Los permisos para contactos “de pueblo a pueblo” fueron instaurados por el presidente Barack Obama.

En una declaración en la que comenta la respuesta de la OFAC, Ros Lehtinen dice que "si las actividades turísticas realizadas por Beyoncé y Jay-Z en Cuba se clasifican como un viaje de intercambio educacional, entonces está claro que la administración Obama no se toma en serio el negar al régimen castrista el salvavidas económico que le extendería el turismo estadounidense”.

La congresista afirma que los artistas en realidad se tomaron unas vacaciones de aniversario de bodas, disfrazadas de programa cultural.

“Mientras más defensores de los derechos humanos emprenden huelgas de hambre, yo no creo que ellos puedan ver en este comportamiento truculento una forma de ayudarles a independizarse del régimen", concluyó diciendo Ros-Lehtinen.

Díaz-Balart, por su parte, dijo estar “indignado” por lo que considera una “respuesta vaga” del Departamento del Tesoro, que a su modo de ver no contestó las preguntas planteadas ni proporcionó datos específicos sobre ese muy publicitado viaje. Precisó que ellos solicitaron información sobre el proceso por el cual fue aprobada, y por quién, la licencia específica en cuestión, pero no recibieron respuestas.

"En repetidas ocasiones me he pronunciado en contra de los abusos que se derivan de la categoría de viajes ‘de pueblo a pueblo’, ya que refuerzan la propaganda de la dictadura castrista, le proporcionan divisas, y perjudican la lucha del pueblo cubano por sus libertades y derechos humanos básicos”, continuó diciendo el representante por el distrito 25 de la Florida.

“He advertido que esta categoría de viajes burla las leyes. En este caso se ha hecho evidente que, se cruzó el límite hacia el turismo. El viaje de Beyoncé y Jay-Z es un ejemplo, a nivel de celebridades, de las razones por las que la categoría de viajes "de pueblo a pueblo" debe ser eliminada. Equivale a turismo”, concluye el comunicado de Mario Díaz-Balart.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG