Enlaces de accesibilidad

De balsero a astro de los Marlins


José Fernández, pitcher de los Marlins.

Permitió una carrera y tres inatrapables en cinco actos, no permitió boletos y ponchó a ocho, un récord para un lanzador de los Marlins.

Ocho ponches. Excelente control y mucho aplomo en el montículo. Lo único que faltó en el notable debut del cubano José Fernández en Grandes Ligas fue la victoria que su equipo dejó escapar.

Su actuación el domingo jugando para los Marlins de Miami fue electrizante, quizás como muchos no esperaban. "No fue nada del otro mundo", dijo Fernández sobre su primera apertura de Grandes Ligas. "Fue como un juego de entrenamiento de primavera", declaro el joven cubano que llegó a Estados Unidos hace apenas cinco años tras escapar de Cuba en un bote.

Natural de Santa Clara, Fernández fue sorprendido después de algunos intentos de salida en balsa del país, le dispararon en una ocasión, pero logró la fuga, y tuvo que rescatar a su madre durante la travesía, cuando cayó a las aguas del Estrecho de Florida.

Llegó a la Gran Carpa luego de un rápido tránsito en el que ni siquiera lanzó en la ligas menores AA ni AAA.

Un imaparable de dos carreras de Marlon Byrd justo en la raya de tercera en el noveno permitió a los Mets de Nueva York remontar ante el cerrador Steve Cishek en el triunfo el domingo 4-3 ante los Marlins de Miami.

Daniel Murphy conectó un jonrón y Anthony Recker pegó doblete productor de una carrera por los Mets, para malograr así la buena actuación de Fernández, el máximo prospecto de los Marlins de Miami.

"Estaba más nervioso del quinto al noveno que cuando estuve lanzando", dijo el derecho cubano de 20 años.

Justin Ruggiano, Chris Valaika y el colombiano Donovan Solano batearon sendos dobletes productores frente al abridor Aaron Laffey para dar a los Marlins una ventaja de 3-0.

Pero Steve Cishek (0-1) no pudo preservar una ventaja de una carrera en el noveno episodio y Miami ahora tiene foja de 1-5.

Fernández, 14ta selección de primera ronda en el draft de 2011 y con una experiencia profesional que no pasaba de Clase A, permitió una carrera y tres inatrapables en cinco actos. No expidió boletos y ponchó a ocho adversarios, un récord para un lanzador de los Marlins en su debut en las mayores.

"Hemos hablado mucho sobre su capacidad y potencial, y creo que hoy lo demostró. Fue una tremenda prueba y tuvo una magnífica primera apertura", dijo Mike Redmond, actual timonel de los peces.

"No estoy sorprendido. Lo que le diferencia de los demás lanzadores jóvenes es que domina sus envíos, su desempeño en el montículo y su confianza", explicó
XS
SM
MD
LG