Enlaces de accesibilidad

Armas y papas, de Rusia a Venezuela con amor


Nicolás Maduro (i), durante un encuentro con el ministro de Comercio, Denis Manturov (d), en la ciudad de San Cristóbal, Estado Táchira.

En Moscú hay preocupación, pues expertos rusos afirman que incluso con la victoria de Maduro, los contratos de armamento para Caracas peligran.

Maduro jura comprar más armamentos a los rusos y estos invertirán en el sector alimentario. Para la venta de armamentos y comida viajó a Venezuela una delegación rusa. El encuentro estaba planificado en Caracas, pero la campaña electoral y la ruta de Nicolás Maduro obligaron a cambios. La Comisión Mixta Intergubernamental se reunió en la base de la fuerza aérea venezolana de Buenaventura Vivas Guerrero, en el estado Táchira.

Encabezó la delegación rusa el ministro de Industria de Rusia Denis V. Manturov y su contraparte venezolana fue el canciller Elías Jaua, pero allí estuvo Maduro, y el titular de Defensa Diego Molero y el de Petróleo, Rafael Ramírez.

Es la primera reunión de la comisión bilateral tras la muerte de Hugo Chávez y la novena desde la creación de la comisión. Maduro se apresuró a jurar que continuarán con la alianza militar y energética y anunció un nuevo proyecto alimentario ruso para los venezolanos.

El plato principal de la mesa rusa es la papa, producto que introdujo el emperador Pedro I, precisamente después que el tubérculo dominó la cocina europea tras viajar desde el Nuevo Continente. Las otras delicias de la mesa rusa no serán bien apreciadas en Venezuela como la sopa de remolacha (borsch), los pelmeni o blini. Difícil que el whisky sea desplazado por la vodka.

Según la prensa rusa el objetivo del encuentro era la discusión de “toda la gama de la cooperación comercial y de inversión”, además de “discutir los proyectos y propuestas concretas para incrementar sus volúmenes”. Rusia ha invertido en Venezuela en el sector energético a gran escala. Cinco empresas rusas están presentes en la Faja Petrolífera del Orinoco con planes de producir 450 mil barriles por día. Las inversiones son a 40 años por cerca de 40 mil millones de dólares. Martunov repasó los proyectos energéticos, la cooperación técnico-militar y la construcción de viviendas.

En Moscú hay preocupación, pues expertos rusos afirman que incluso con la victoria de Maduro, los contratos de armamento para Caracas peligran. Según los planes rusos, Venezuela para el 2015 estaría en el segundo lugar de compras de armas a Rusia, superado solo por la India y la suma de la venta llegaría a los 3 mil millones de dólares. Esos son los planes. El sitio digital ruso “RBC” citó al experto en América Latina Mijail Beliat, quien afirma que la pesada carga social en el presupuesto venezolano de los gastos militares haría que estos disminuyan considerablemente. Aunque no duda que en política exterior Maduro continuaría con la línea chavista, y mantendrá los contratos firmados hasta el momento.

La venta de armas es una de las prioridades del comercio exterior ruso, que en el 2012 exportó más de 15 mil millones de dólares, según reconoció el propio presidente Vladimir V. Putin. Aumentaron los rusos en un 12 por ciento las ventas en comparación con el 2011, superados solo por EE UU.

Los principales compradores de armas rusas fueron la India, Venezuela, Argelia, China, Vietnam, Azerbaiyán y Afganistán (aunque para Kabul paga Occidente). Ese aumento se produce a pesar de la perdida de mercados como Libia, Siria e Irán. Venezuela es un comprador que los rusos no quieren perder; aunque tengan que mandar a Caracas toneladas de caviar.
  • 16x9 Image

    Álvaro Alba

    Historiador y periodista especializado en temas de Europa del Este y la ex Unión Soviética. Máster en Historia por la Universidad Estatal de Odesa, Ucrania. Premio Emmy 2017 (Emmy Award) en la categoría de Documental Histórico.

    Ha publicado en ABC, Diario de Las Américas, El Nuevo Herald, entre otros. Actualmente trabaja en MartiNoticias.com. Autor de Castro y Stalin, almas gemelas (2002); En la pupila del Kremlin (2011) y Rusia: la herencia del estalinismo (2012). Es Asociado Principal de Investigación (Senior Research Associate) del Centro de Estudios Cubanos (Cuban Studies Institute CSI) de Miami y miembro de la Asociación para Estudios Eslavos y del Este de Europa (ASEEES).

XS
SM
MD
LG